Polvo de estrella en nuestros huesos

Curiosidades y descubrimientos

0 953

La relación entre el ser humano y el flúor ha sido conflictiva, debido a que en estado puro resulta tóxico y peligroso. Pero el flúor es empleado en la industria y además es un mineral muy importante para nuestro organismo. ¿En qué nos ayuda? ¿Cómo podemos incluirlo en nuestra dieta? Ahora además, sabemos que este componente se encuentra en los confines del Universo.

Este mineral es sumamente peligroso en su forma pura, provocando quemaduras en la piel e intoxicación. Por ello, su utilización y aislamiento no se produjo hasta tiempos modernos, ocasionando que muchos químicos que se atrevieron a trabajar con él resultaran intoxicados o incluso les acarreó la muerte. El compuesto de flúor más conocido es la fluorita, un mineral de colores vivos compuesto de este elemento y calcio. Muy apreciado en museos por su cromatismo tan particular, ha sido empleado a lo largo de la Historia, incluso como joya. Pero, obtener el flúor de este mineral fue una quimera que no se logró hasta 1886. Una muestra de la dificultad que este proceso significaba nos da el hecho de que la persona que finalmente lo logró, el francés Moissan, obtuvo por ello el Premio Nobel. A partir de entonces este compuesto tan complejo y agresivo, fue empleado para diversas aplicaciones industriales, como el teflón de nuestras sartenes y ollas, la obtención de aluminio o incluso para producir energía atómica.

Del flúor también se fabrican los CFC, gases que fueron prohibidos hace tiempo por su acción destructiva de la capa de ozono, y que eran empleados en refrigerantes y aerosoles. En los últimos años se están estudiando los efectos nocivos del flúor en el cuerpo humano, sobre todo por su utilización en los dentífricos y pastas dentales. Diversas investigaciones apuntan a que podría ser perjudicial para el sistema nervioso, sobre todo de los niños. Pero, lo cierto es que el flúor es un mineral sumamente importante para el ser humano, como el magnesio o el hierro. Entre sus virtudes está el hecho de que es el gran constructor de la estructura ósea de nuestro cuerpo, manteniendo en buen estado los huesos, los dientes y evitando que aparezcan caries, cuidando el esmalte dental. El flúor es, por lo tanto, fundamental para nuestro organismo y se puede encontrar en una serie de diversos alimentos fáciles de conseguir. Este mineral está presente en hortalizas como la lechuga, la col, los brotes de soja o las espinacas. También se puede conseguir en infusiones como el té, pescados y en el marisco.

Ahora, sabemos algo más de este compuesto químico. Como si pudiéramos seguir dudando de nuestro origen estelar, de que fuimos formados por el mismo material de las estrellas y el cosmos, una nueva investigación nos trae nuevos datos sobre el flúor. Empleando el super telescopio ALMA de Chile, un equipo de investigadores halló este componente en las nubes de gas de la galaxia NGP-190387. Situada a 12.300 millones de años luz, se trata de una galaxia que se formó en los orígenes de nuestro Universo. Esto nos demuestra que este compuesto químico, como todos los demás, tiene su nacimiento en el cosmos, concretamente en estrellas jóvenes que al llegar al final de su vida expulsaban diversos materiales, en este caso el flúor entro otros. Aunque el flúor, ha ido evolucionando y no es exactamente el mismo que el captado ahora por los telescopios. Es la primera vez que se detecta este compuesto fuera de la Vía Láctea, pero nos muestra su gran velocidad en generarse. Estas estrellas jóvenes, que implosionan en forma de supernovas, exportan materiales y componentes por el Universo, dando contenido a mundos y otros sistemas estelares, y de forma lejana, son las culpables de que podamos cuidar nuestros huesos y dientes.

You might also like More from author

Comments

Loading...