Los poetas vikingos

Sagas y mitos

0 968

Conocidos por su bravura y belicosidad, los pueblos nórdicos desarrollaron también una rica y extensa tradición poética. Para conocer este mundo de mitos y leyendas heroicas debemos conocer a los escaldos, trovadores y creadores de sagas de aquellas épocas. ¿Qué poemas conocemos? ¿Quiénes los escribieron? ¿Cómo han llegado hasta nosotros? Estos guerreros nos muestran un amplio ingenio y complejidad en sus versos, un mundo que es poco conocida en la actualidad.

Los pueblos nórdicos veneraban a un amplio panteón de dioses y diosas, agrupados en diversas categorías. Todos ellos habitaban en Asgard, la ciudad divina gobernada por el dios supremo: Odín. Entre los muchos seres inmortales que habitaban allí, se encontraba Bragi, la divinidad de los bardos y poetas, así como de la sabiduría y la elocuencia. Se dice que este dios de barba puntiaguda, recibía a los muertos en el Valhala y participaba en los salones del rey Odín como poeta y narrador de epopeyas. En Islandia o Suecia, a cualquier persona que destacaba por su capacidad de recitar versos o componer poemas recibía el nombre de Bragi. Estas personas pronto ganaron prestigio, combinando su capacidad como poetas y guerreros, y vivían en las cortes de los reyes vikingos y nórdicos. Eran apreciados no solo por su capacidad para entretener, sino también por ser historiadores y cronistas, ya que recopilaban hechos importantes, o conocían las leyes, recibiendo el nombre de lagman. Se los conocía como escaldos, muchos de los cuales crearon las famosas sagas, una amplia tradición oral de cuentos e historias que tuvieron una gran difusión en Islandia.

Al ser una tradición oral, una gran parte de esta tradición se ha perdido. Sin embargo, gracias a algunos de estos escaldos, hemos podido conservar textos y poemas de aquellas épocas. Fueron recopilados en los llamados edda, cuyo nombre quiere decir «Gran Abuela» haciendo referencia a su antigüedad y sabiduría ancestral. Una de las edda es la llamada Edda Prosaica, un manual de poesía escaldica escrito entre los siglos XII y XIII, compuesto con el objetivo de que el saber y las técnicas poéticas no se perdieran. Fue redactado por el erudito islandés Snorri Sturluson, un letrado que se interesó por revitalizar y mantener la rica tradición de los escaldos. Los poemas tenían una técnica compleja, que empleaba elementos como los kenningars en el que el significado de una palabra era sustituida por una anécdota, así como dificultosos versos. Ello exigía un alto conocimiento de mitos y leyendas, así como ingenio e inteligencia. Ya Sturluson hacía referencia a un antiguo creador de sagas, del siglo IX, del que poco se sabe, pero al cual se le atribuye la creación de muchos de estos elementos: el misterioso Bragi Boddason, conocido como «el viejo». Curiosamente, lleva el mismo nombre que la divinidad Bragi, a la cual se le atribuye el origen de los poemas. Sturluson recopila algunos de sus versos, por lo que gracias a él, conocemos fragmentos de su poesía.

La otra gran fuente de la tradición nórdica se encuentra en la Edda Mayor, recopilados en la Edad Media. Aunque fue atribuido a un sacerdote, en la actualidad se considera de autor desconocido. Este amplio corpus recoge numerosos mitos, leyendas y poemas que nos muestra el rico imaginario nórdico, repleto de dioses, gigantes y héroes. El origen de estas composiciones se pierde en las tinieblas de épocas muy antiguas, por poetas que desconocemos, pareciera que procedentes de Noruega. Sin embargo, algunos se han salvado del olvido del tiempo. Es el caso de Egill Skalla-Grimsson, un guerrero y escaldo vikingo, que solía combatir semidesnudo y bajo los efectos de sustancias psicóticas, lo que lo hacía particularmente aguerrido. A pesar de su violencia, algo muy común en el mundo guerrero nórdico, fue un gran creador de versos y sagas, y se le considera uno de los más importantes de su época, en pleno siglo X. Su poema Sonatorrek, una desgarradora elegía por la pérdida de dos hijos, es considerado el primer poema lírico nórdico. Gracias a toda esta amplia tradición cultural, milagrosamente resguardada en textos, los pueblos del Norte de Europa se entretenían o entraban en contacto con ese mundo divino, el mundo de los dioses de Asgard y su vinculación estelar. A pesar del paso de incontables siglos, aún estos hermosos cuentos y leyendas heroicas siguen provocando interés y curiosidad por los aguerridos pueblos nórdicos.

You might also like More from author

Comments

Loading...