Verduras armoniosas

Alimentación saludable

0 501

Las diferentes variedades de la Cichorius, como la endivia o las achicorias, son conocidas especialmente por su sabor amargo. Sin embargo, aunque esto las ha hecho poco apetecibles para muchas personas, muchos de sus beneficios radican en este amargor y sus principios activos. ¿Cuáles son sus beneficios para nuestro templo físico?

Las achicorias, las endivias y las escarolas son nombres diversos para una misma especie vegetal, sin embargo, el ser humano las ha ido adaptando y modificando genéticamente hasta que se han ido diferenciando. Su origen está en las costas mediterráneas, siendo las culturas antiguas las primeras en consumirlas, especialmente sus hojas en diversos platos. Mientras que sus raíces eran empleadas frente a diversas afecciones y enfermedades. Sus propiedades ya eran conocidas en la Edad Media, cuando alquimistas de renombre como Paracelso las empleaban y anotaban en sus libros de herboristería y remedios, para tratar inflamaciones y tumores. Su sabor amargo las ha convertido en enemigas de muchos paladares, pero poco a poco se ha ido logrando reducir este sabor y en la actualidad son empleados en muchos platos, sobre todo de la comida mediterránea, en Francia o España. Son plantas fáciles de cultivar, que exigen pocos cuidados, resistiendo bien las épocas frías.

¿Cuáles son sus propiedades? Como todos los vegetales, las variedades de endivia son principalmente agua en su composición. Poseen minerales y vitaminas muy recomendables para nuestro organismo, pero sus virtudes más sobresalientes se encuentran en sus ácidos grasos omega 3 y en sus principios amargos. Contiene una gran variedad de antioxidantes que ayudan a mantener en buen estado nuestros órganos y células, siendo un gran aliado frente al cáncer. Diversos estudios apuntan a los excelentes efectos de las propiedades de las endivias frente a elementos cancerígenos, como el estudio realizado en 2013 en la Universidad de Eslovaquia. También, esta verdura es muy recomendable para evitar problemas cardiovasculares, regulando la circulación sanguínea. Es un alimento diurético que contribuye a depurar el organismo de elementos nocivos y metales pesados, siendo un importante protector hepático. Potencia el sistema inmunológico, funcionando como un gran fungicida y bactericida, además de evitar la diabetes, algo que es conocido hace siglos en las culturas orientales, donde se consume en gran cantidad. Todo ello nos muestra el gran valor de estas amargos pero muy saludables vegetales.

You might also like More from author

Comments

Loading...