El visionario mapa de Piri Reis

Enigmas de la Historia

0 1.083

Un mapa descubierto en los antiguos archivos de Estambul sigue provocando fascinación y sorpresa por su precisión. Realizado en 1503, nos muestra ya el perfil del continente americano e incluso podría mostrar la Antártida ¿cómo se pudo realizar un mapa de estas características en una época tan temprana? ¿quién fue su creador, el famoso Piri Reis?

A principios del siglo XX, el antiguo Imperio Otomano iniciaba un profundo proceso de reforma y modernización interna, intentando dejar atrás el declive y la derrota durante la Primera Guerra Mundial. En ese proceso, el antiguo Palacio Real de Estambul inició una serie de reformas edilicias para ser convertida en un museo. Un grupo de especialistas se encargó de ordenar y catalogar el antiguo archivo, donde se guardaban antiguos documentos. Entre el polvo y los anaqueles, pudieron descubrir un antiguo mapa, un cartulano de principios del siglo XVI realizado por un cartógrafo llamado Piri Reis. La sorpresa sería mayúscula cuando se descubrió que en el mapa estaban trazadas las islas del Caribe, la mayor parte de la costa de Brasil y Argentina, así como un atisbo de las islas Malvinas. Este documento generó una honda impresión en Estambul y Turquía, convirtiéndose en motivo de orgullo nacional y siendo estudiada y analizada en Europa. Pero, ¿cómo se pudo realizar este mapa tan preciso en una época tan temprana para la exploración americana?

Después de siglos de guerras, en 1453, los turcos lograban derrotar a los bizantinos y tomar la ciudad de Constantinopla. El Imperio Otomano se alzaba como la potencia más importante del Mediterráneo Oriental, penetrando profundamente en Europa Oriental y atemorizando a Roma y los reinos cristianos. La marina otomana saqueaba, asaltaba a los comerciantes y sembraba el terror en el Mediterráneo, mientras que los reinos europeos se centraban en buscar rutas más seguras hacia las Indias en busca de especias y fortuna. En esa época, el jefe de la Marina otomana fue Kemal Reis, famoso por su bravura y belicosidad hacia sus enemigos. Después de someter Venecia y algunas islas grandes como Córcega, pudo penetrar en el Mediterráneo Occidental, asolando las costas españolas. En una de sus muchas correrías, en 1501, logró capturar 7 naves, en las cuales se encontraban algunos de los que habían acompañado a Cristóbal Colón en su primer arribo al Caribe e incluso contaban con un mapa realizado por el mismo Colón. Kemal Reis, entendiendo la importancia del descubrimiento, informó a su sobrino, Piri Reis, un cartógrafo y estudioso de Constantinopla. Este estaba especialmente interesado en hacer una recopilación de los hallazgos en Occidente de españoles y portugueses.

Fruto de todo esto, Reis realizó su mapa, que fue muy bien recibido por el sultán Suleiman. Este plano resulta de una gran belleza y minuciosidad, dividido en las llamadas «líneas de rumbo», y decorado con representaciones de barcos míticos, animales y de montañas. En él aparecen ya mencionados ríos como el Orinoco o el Amazonas, así como una cadena montañosa que seguramente eran los Andes. Un tema más conflictivo es del extremo sur, donde pareciera que se indican ya el cabo de Hornos, Tierra del Fuego e incluso la Antártida. El continente helado no fue descubierto oficialmente hasta 1820, por lo que pareciera descabellado pensar que ya en 1501 se conociese su existencia. En el mapa de Reis se cometen algunos errores, como el hecho mostrar totalmente girada a la isla de La Española, mientras que misteriosamente ya se muestra a Cuba como una isla y no como una península. Lo cierto es que Cristóbal Colón hizo jurar a sus marinos que mantuvieran en secreto que Cuba era una isla, ya que eso desacreditaría su supuesto descubrimiento de las costas japonesas. Reis nos legó así un enigmático mapa, bellamente elaborado, que nos muestra la cresta de la ola del conocimiento de la época. Este cartógrafo realizó una obra de suma importancia, el «Libro de las Materias Marinas», una extenso atlas náutico donde se muestran con todo lujo de detalles, las costas mediterráneas. Sin duda, un erudito de una ciencia que todavía estaba en nacimiento, la cartografía, pero que cambiaría la concepción del mundo.

You might also like More from author

Comments

Loading...