Mensaje a la Humanidad

Editorial

0 1.822

En esta editorial que publicamos en exclusiva en nuestro Magazine, Anael – Origen Estelar hace un gran llamamiento para todos. Un texto lleno de respuestas a nuestros interrogantes, que rogamos que lean varias veces para conectar con toda su esencia y sabiduría. Un mensaje desde el planeta, desde la sabiduría cósmica y desde, en general, nuestro Origen Estelar.

Querida humanidad, ya no es tiempo de cólera ni de pereza. No es tiempo de soñar dormido, ni de anhelar lo que nunca tendrás. Ya es hora de abrir los ojos para no cerrarlos más; parpadear si solo así te aclaras las ideas, confesarte vivo para poder explorar la redención a través de la honra hacia la vida, hacia los otros humanos. Volver a usar las manos para construirte de nuevo como una semilla de Dios.

Querida humanidad, eres privilegiada porque vives en un planeta con conciencia divina, que te cuida, que te ama, que te muestra las singulares existencias que forman parte de ti: agua, brumas, estepas, llanos, glaciares, desiertos,…infinitos reinos que dan vida con sus ciclos evolutivos a tu sendero. Aun cuando fue y es la humanidad ese gran virus que asoló durante siglos la armonía del conjunto planetario, a pesar de toda esa herida infligida, ellos os siguen amando. Cada día amanece y anochece y tú estás aquí.

Querida humanidad, es hora de mostrarte como hijo de las estrellas, como raza cósmica. Aquellos que comprendieron más allá de la razón, podrán cruzar el puente hacia la verdadera realidad, más no el que finge, sino el que navega por su nada misma. Querida humanidad, como me gustaría poder abrazarte e introducirte entre los canales de la compasión, para que encontraras el amor que hay en ti a través de sus tejidos. Recuerda tu pureza. La esencia no tiene ideologías, ni necesidades, no alberga la tristeza ni la culpa. Tu esencia es una partícula del cosmos.

Querida humanidad ¿hacia dónde quieres ir? Qué fue lo que te contaron que creíste ser una mota de polvo, cuando en verdad eres la esencia divina del firmamento. Por arriba de tu cielo existen infinidad de mundos llenos de vida, al igual que en el planeta donde resides. No estáis solos, porque comparten espacio con otras civilizaciones, sobre la tierra, en los océanos y en las cordilleras. Dentro del planeta también hallareis humanidades que conviven, desde el principio de los tiempos, con otras razas. Muchos os preguntaréis porqué no aparecen y os ayudan a avanzar más rápido, pero en verdad no estáis preparados, pues aún habéis de avanzar y profundizar en cómo transformar vuestra forma de pensar, de interpretar, de dar impulso a la forma. La frecuencia de vuestro campo energético está muy afectada por la forma en la que os habéis desarrollado como civilización alejándoos de los principios universales, como es la fraternidad de mundos, el equilibrio entre las diferentes formas de vida. Herramientas como el pensamiento o las emociones se han convertido en el eje de vuestros días, llevándoles a ser adictos de las sensaciones.

Querida y amada humanidad, debéis de hallar la cura en vuestros corazones. Habitar la no forma y ser creadores de ella.

En Amor, Anael

You might also like More from author

Comments

Loading...