Futuro encarnado

La capacidad de encontrar nuestra Luz

0 1.200

En esta nueva editorial de Elder Lavergne (cofundadora de Origen Estelar y escritora) nos sugiere una singular reflexión. ¿Somos capaces de sabernos importantes para construir el futuro? El ser humano se ha acostumbrado a vivir de forma automática y ligera, pero ¿por qué no nos reconocemos como hacedores de grandes cambios? A través del movimiento podemos ser capaces de encontrar nuestra luz.

¿Podemos llegar hoy en día a pensar que somos “causantes» de lo que será la forma de existencia en el año 3000? Nos cuesta creer que nuestra existencia individual y colectiva pueda llegar a tener esa trascendencia. Sin ninguna duda sé que este paradigma nos sonroja, nos provoca escalofríos la idea de ser, de alguna forma importantes en este mundo. Porque en nuestros oídos resuenan con profunda fuerza los ecos de las hazañas consideradas grandes, las ideas brillantes y las consecuencias de los Otros, de esos que formaron los pilares de esta actual sociedad. Estructura que en este tiempo ya casi nadie duda (o así lo creo yo) de que se halla desgastada y sin rumbo.

El hoy ya no es el hoy de hace años atrás y menos aún de siglos anteriores. Esto es evidente pero ¿qué parte de esta indudable afirmación somos capaces de asumir? El ser trascendente nos incomoda porque el solo hecho de habitar la posibilidad de ser sustanciales, relevantes y necesarios nos deja en evidencia. Hoy seguimos alentando la pereza, miedos infundados y distracción, cediendo nuestra libertad a un sistema que no tiene lucidez miremos por donde miremos.

Ahora bien, la pregunta es ¿dónde me ubico dentro en este actual presente? Debo saber que soy capaz de mostrar eso que siento interiormente, con total certeza, mientras me acompaña el saber de que soy un ser encarnado, con un propósito y que ahora ya es momento de que lo manifieste. Tal vez ahí resida la luz que me guíe para tomar la mejor decisión o simplemente dar un primer paso hacia ese futuro que anhelo.
Dicen que «la historia ha sido de aquellos que hacen la historia. Lo que cambia es la identidad de los hacedores de historia». (Jacques Ranciére, filósofo francés). El tiempo está pidiéndonos indefectiblemente otro movimiento, otro contenido, otro foco desde donde proyectarnos.

Iluminar cada acto cotidiano, dejar asomar una renovada manera de ser donde el TODO es real. Avanzar sintiendo que la existencia es única, que es ahora y que podemos manejar la forma, la materia. Los pensamientos son productos inherentes a la sabiduría que como esencia cósmica somos. Definitivamente, vayamos hacia la manifestación de ser esos potenciales hacedores de una nueva historia, de una nueva humanidad. Despertarnos cada día con la sabia esperanza, con la templanza elevada de que hay un propósito relevante, calmo y armonioso en un escenario universal en correspondencia incesante con sabidurías estelares.
Animémonos a ser los impulsores encarnados de ese futuro.

You might also like More from author

Comments

Loading...