Reconstrucción del pasado

Arquitectura del siglo XXI

0 680

En él se produjeron algunos de los acontecimientos más importantes de la historia alemana, sin embargo el Palacio Real de Berlín fue demolido en 1950 por el gobierno comunista de la RDA. ¿Cómo fue este imponente edificio? Ahora ha sido reconstruido, en un paso más del largo y complejo proceso de reinvención de la Berlín de posguerra. ¿Cómo ha sido esta celebrada restauración?

En 1848, una nueva revolución en Francia, provocó turbulencias en casi todos los reinos europeos. En Berlín, demócratas y liberales salieron a las calles en demanda de reformas en el conservador reino de los Hohenzollern, la dinastía que entonces gobernaba Prusia. Disturbios y manifestaciones convencieron al monarca de impulsar una reforma constitucional y de a poco avanzar hacia la tan pergeñada unificación de Alemania. Unas pocas décadas después, Berlín se convertía en la nueva capital del estado germánico unificado. En 1914, el emperador alemán Guillermo II se asomó a los balcones y pronunció un acalorado discurso, en defensa de Alemania y de la guerra, ante una enfervorecida multitud. Poco después, el Imperio Alemán marchaba confiado hacia la Primera Guerra Mundial, hundiéndose en un sangriento conflicto durante 4 largos años. En 1918, una Alemania arruinada por la guerra y con el kaiser huido, fueron testigos de la efímera proclamación de una república socialista, derrotada por una rápida intervención militar.

¿Qué tienen en común estos acontecimientos? Sucedieron en los jardines o en los balcones del Gran Palacio de Berlín. Fue construido originalmente en plena Edad Media, para mostrar el poder de la dinastía de los Hohenzollern, convertidos en electores (un cargo con altos privilegios) en el Sacro Imperio Germánico. Edificado en 1443, con el paso de los siglos fue creciendo y cambiando de forma, adaptándose a las nuevas corrientes artísticas. Se construyó una amplia y lujosa sala de mármol y oro, la famosa Sala de Alabastro, así como bibliotecas, refinados aposentos, ricas fachadas y una cúpula en el acceso principal. En este palacio habitaba la dinastía de los Hohenzollern, que en el siglo XIX se convirtió en la gobernante de la Alemania unificada. Fue dotado entonces de los mayores adelantos técnicos de la época, como agua corriente y posteriormente luz eléctrica. Al final de la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos devastaron el palacio, que ardió durante varios días en medio del caos que afectaba a Berlín. Con la llegada del comunismo, considerado un simbolo del militarismo y la monarquía, se decidió demolerlo en 1950. Termina así la larga historia de este imponente y antiguo palacio barroco.

Sin embargo, un nuevo capítulo se abre ahora. Tras la reunificación alemana, Berlín inició un largo proceso de reconstrucción y rehabilitación de la trama urbana, sumamente dañada por la construcción del muro y las guerras. Numerosos edificios fueron restaurados, como el Reichstag o Charlottenburg, que habían resultado destrozados por las bombas, dándole un toque moderno. Y este proceso incluyó al Palacio de Berlín, obras que se iniciaron en 2013 y culminaron en 2020, convirtiendo a la antigua residencia real en un amplio espacio cultural, el Forum Humboldt. La reconstrucción ha supuesto un enorme esfuerzo, con técnicas barrocas en pleno siglo XXI, rehaciendo esculturas, relieves o columnas, basándose en antiguas fotografías. Se trata sin duda de un claro ejemplo de reinvención y reinterpretación de la arquitectura, de la búsqueda de un nuevo horizonte para lugares tan señalados por la Historia. El Forum Humbodt deberá ahora buscar la forma de mostrarse al mundo, desde la óptica de un museo tradicional o de acuerdo a las nuevas visiones que están surgiendo en muchos rincones del mundo, alejadas del concepto decimonónico del museo como una colección de objetos antiguos.

You might also like More from author

Comments

Loading...