El quinto elemento

Mundo sorprendente

0 814

Desde junio de 2021 los libros de texto escolares deberán ser modificados para incluir a un quinto nuevo océano. ¿Cuál es? Las aguas de este inmenso océano están llenas de vida y son fundamentales para el futuro de la Humanidad. Para conocerlas debemos conocer el llamado Océano Mundial y su importancia para el medio ambiente.

Griegos y romanos conocían sólo dos grandes mares, el Mediterráneo y el Atlántico, pero ello les bastaba para afirmar que un inmenso río circundaba el mundo, al que llamaban Océano. Esta gran masa de agua salada era personificada por un titán del mismo nombre, representado en vasijas y esculturas como un hombre barbudo con pinzas de cangrejo y a veces con la parte inferior del cuerpo con forma de serpiente. Este ser mitológico con dotes premonitorios y capaz de adivinar el futuro, gobernaba todas las aguas, aunque con el paso del tiempo, este poder lo compartía con Poseidón. Milenios han transcurrido desde que se abandonó el culto a Océano, pero los mares nunca han dejado de ser consideradas fuerzas naturales caprichosas e impredecibles, fuente de alimentos, comercio y también de temores ante una potencia que el hombre nunca logró domar. Y en honor a este antiguo titán, las grandes masas de agua salada reciben el nombre de océanos.

En las escuelas se ha enseñado tradicionalmente que los grandes océanos son cuatro: el Pacífico, Atlántico, Índico y Ártico. Los demás son considerados mares, de menor tamaño, como es el Mediterráneo, el Rojo o el Caribe. Lo cierto es que en 1937 fue reconocido un quinto océano, el Austral o Antártico, la gran masa de agua que rodea al continente Antártico. Pero, en 1953 fue reconvertido en mar por decisión de la Organización Hidrográfica Internacional, sembrando cierta controversia. Finalmente, en junio de 2021 se decidió que esta inmensa cuenca de agua se convierta en el quinto océano, recuperando el puesto que perdió en 1953. Las masas de líquido que rodean a la Antártida seguirán allí, ajenas a las disputas de los seres humanos sobre nombres o clasificaciones. Más correcto sería hablar del llamado «Océano Mundial» el sistema interconectado de aguas que se extienden por todo el planeta, unidos entre sí de forma que unos influyen en otros y se equilibran, conformando una gran red de suma importancia para la vida, el clima o la geología.

El flamante Océano Austral tiene un inmenso valor para el planeta. En él existen enormes y ricos ecosistemas marinos, compuestos por numerosas especies de ballenas, el krill que las alimenta, e incontables especies. Rodean a la Antártida, el continente blanco, que guarda inmensas reservas de agua dulce y funciona como una gran antena energética de nuestro planeta. Sus aguas son inmensos capturadores del exceso de CO2, contribuyendo a evitar el calentamiento global. Y por último, no podemos olvidar mencionar a la Corriente Circumpolar Antártica, una gigantesca banda fluctuante que transporta corrientes de agua más frías y saladas que las que la rodean, conectada con los demás océanos y ayudando a transportar el calor por todo el globo. Compone así una especie de sistema circulatorio que hace que nuestro mundo tenga la forma que tiene, que se originó hace unos 34 millones de años, cuando la Antártida se separó de Sudamérica. Por ello, aunque no siempre estemos todos de acuerdo en que algo sea mar u océano, estas aguas azules australes esconden grandes tesoros que debemos cuidar y mantener.

You might also like More from author

Comments

Loading...