La piedra de espíritu de fuego

Minerales curiosos

0 948

En la Antigüedad o en épocas anteriores era conocida como «piedra del fuego» por su gran importancia para los hogares rupestres. La pirita fue tiempo después degradada, considerada «el oro de los tontos». Sin embargo, este dorado mineral posee una gran importancia energética, a la vez que nuevos descubrimientos científicos le están dando un nuevo renacer.

Los griegos solían encontrar en minas o en yacimientos unos minerales de apariencia dorada y brillante. Al rozarlos, estos fragmentos dorados soltaban chispas, por lo que creían que tenía un espíritu de fuego alojado en su interior. La llamaron pirita, cuyo nombre proviene de la palabra griega pyr (fuego), que ya nuestro antiguos antepasados las empleaban para producir fuego en las cuevas, golpeándolas con sílex. Este mineral se origina a partir de los sulfuros de hierro, adoptando formas curiosas, como si fueran racimos o frambuesas, o con geometrías de cubos u octaedros. Su color dorado y apariencia metálica la ha hecho apreciada por algunas culturas, en las que era utilizado para fabricar joyas y abalorios, como en el Imperio Romano o las sociedades precolombinas. Actualmente la pirita se emplea sobre todo para la producción de ácido sulfúrico, un compuesto químico de gran importancia, que es utilizado como fertilizante, entro otras muchas cosas.

Su apariencia lo asemeja al oro, por lo que ha sido llamado irónicamente «el oro de los tontos». La pirita por lo tanto tiene muy poco valor frente al mineral dorado por excelencia. Ello ha llevado a muchos a lo largo de la Historia a llevarse grandes desilusiones por confundir a la pirita con el oro. Es el caso del británico Martín Frobisher, quien en el siglo XVI, llegó a las colonias de Norteamérica y empezó a enviar grandes cargamentos de estas piedras a Inglaterra, la metrópoli. Sin embargo, en las fundiciones inglesas, por mucho que se derretía el mineral, el ansiado oro no aparecía por ningún lado, por lo que descubrieron que en realidad era pirita y acabó usándose para asfaltar caminos. Ahora, se acaba de descubrir que la pirita no es lo que aparece. En un estudio de diversos investigadores y geólogos se ha descubierto que este mineral si contiene realmente pequeñas trazas de oro en su interior. Empleando una sonda atómica, se han podido hallar nanorestos de oro en las piritas, que pueden ser extraídos, que se alojan en defectos de la estructura mineral, llamadas «dislocaciones».

Por ello, en estos tiempos en los que los yacimientos de oro son cada vez mas reducidos, la pirita puede ofrecer la posibilidad de obtener el dorado mineral de forma responsable medioambientalmente, sin necesidad de recurrir a minas. Los mayores productores mundiales de pirita son Australia o China, junto con yacimientos tradicionales como la isla de Elba en Italia o Huanuco en Perú. El mundo mineral en su hermosa y rica variedad nos aporta también muchas propiedades y virtudes en la pirita. Esta piedra es un gran activador, estimulando los flujos energéticos y ayudando a vencer la inactividad que en ocasiones nos suele atacar. Impulsa la actividad mental y cerebral, siendo además un gran limpiador interno y externo de energías en desarmonía. Todo esto nos muestra todo el abanico de virtudes y usos que nos permite la pirita, la piedra del fuego, históricamente degradada en comparación con el oro.

You might also like More from author

Comments

Loading...