La importancia de llamarse silicio

Alimentación y ciencia

0 853

Aunque no sea muy nombrado, el silicio esta presente en todo nuestro planeta. Gracias a él fabricamos desde el vidrio hasta los chips de las computadoras, siendo un material sumamente útil. Pero, el silicio se encuentra también en nuestra biología ¿qué nos aporta? ¿qué alimentos podemos consumir para aportarle este componente básico a nuestro organismo?

El silicio compone nuestro planeta, ya que junto con el oxígeno, el 75% de la corteza terrestre está formada por este compuesto. El caso más claro de la abundancia es la arena de las playas, compuestas de silicio. Este elemento ha acompañado al ser humano desde el principio, aportándole tres generaciones diferentes de materiales fundamentales para su civilización. Fue en la región de Mesopotamia donde las primeras civilizaciones aprendieron a fabricar el vidrio, fundiendo grandes cantidades de arena a altas temperaturas. El vidrio permitió crear desde ventanas hasta recipientes, pasando por espejos, lo que supuso una auténtica revolución para la Antigüedad. Posteriormente, el vidrio ha tenido una enorme importancia para el desarrollo de la ciencia, si pensamos en lentes, microscopios o telescopios, permitiéndonos acceder a otras realidades que nuestros ojos no son capaces de captar.

Pero la importancia del silicio no se quedó en el cristal. En el siglo XX este material demostró la enorme cantidad de aplicaciones que permite, dando paso a una nueva era tecnológica. Es el caso de los chips, elemento básico de las computadoras. Inventado en 1969, el chip esta fabricado de silicio, ya que este material es un semiconductor que permite crear circuitos. Estos componentes son cada vez más pequeños y potentes, pero hasta ahora son bidimensionales, por lo que se espera que en el futuro sean tridimensionales, siendo mucho más potentes que en la actualidad. Funcionarían como auténticos cerebros artificiales. Además, el silicio también viene a responder uno de los mayores desvelos de la Humanidad: generar energía limpia. Este material se emplea para fabricar las células fotovoltaicas de los paneles solares, cuya expansión es cada vez mayor y se espera que en una cuantas décadas pueda sustituir completamente a los fuentes de energía fósiles.

El silicio se encuentra también presente en nuestro organismo. Aunque sus funciones todavía no han sido descubiertas del todo, es un mineral fundamental para que nuestra maquinaria biológica funcione correctamente. Está presente en tejidos, conexiones, huesos y otros muchos lugares, dándole a nuestro cuerpo su forma y organización interna. Compone uñas, cabello o la propia piel, siendo el ingrediente fundamental para impedir que nuestro templo físico envejezca de forma prematura. Por todo ello, consumir el silicio presente en muchos alimentos es sumamente positivo y necesario. ¿Qué podemos comer para suministrar silicio al cuerpo? La cola de caballo es una gran fuente de silicio, que suele ser consumida como infusión. Además, está presente en los cereales como el arroz o la avena, en verduras como el pepino o el rábano o frutas como el ananá y las uvas. Diversos estudios confirman que comer alimentos ricos en silicio previene enfermedades como la osteoporosis o problemas coronarios.

You might also like More from author

Comments

Loading...