Mar de Tiempos

Rincón de Lectura

0 1.062

Hoy les traemos esta composición de Elder Lavergne, que publicó en su último libro «Colinas Eternas». Nos explica en qué se inspiró para esta bella oda y alabanza hacia los cetáceos que recorren los mares del mundo, haciendo una enorme labor energética. Imprescindible recorrer y dejarse permear por las palabras de esta tejedora de letras, Elder Lavergne.

«Mar de tiempos» tiene su impronta en las playas de Mar del Plata ciudad donde resido actualmente. Cada tanto los diarios nos anuncian que algún cetáceo es encontrado varado en las playas en situación un tanto desesperante, desorientado o en sus últimos momentos. Y ello me hizo reflexionar sobre los distintos tiempos: Reloj infalible, suma de horas, acelerador de procesos, los últimos instantes. Y a la vez lo impactante, la mirada expectante del individuo ante el hecho de la muerte. De las carreras de mucha gente hacia el sitio donde se produce el evento. La curiosidad, como inevitable ante ese tiempo.

Ahondar en la vida, en su simpleza donde la continuidad no figura como rareza de un pensamiento sino como parte reflexiva y casi afirmativa de que somos eternos, sin importar el cuerpo que habitamos. Continuar en expansión, fluyendo. Observarnos hasta en esos últimos instantes en calma porque la sabiduría cósmica de la cual estamos hechos nos ampara, nos da el impulso para retomar la carretera cósmica hacia nuestra morada universal. Ya no hay horizontes. Y estoy totalmente convencida de que el cetáceo de Mar de Tiempos así lo vivió, alejado de la angustia. Sintiendo la conexión con la vida que deja y en la que se inicia. Todo en un tiempo definitivamente real.

De frente al mar, observas las ondas que dibujan las olas

Ellas juegan, queriéndose atrapar unas a otras

Sientes su música, voces atemporales dejadas en la arena.

Y tú ya sabes, querida Hermana

de frente al mar, observas la línea del horizonte repletas de aletas

Allí se replican enorme soplidos seguidos de lluvias, de gotas.

Sientes sus cantos,

los giros celestes alabando tu instante

y te posas en el impulso de todos los Universos.

Tu cuerpo pierde sentido,

la materia se desvanece,

dando lugar a que otros cuerpos felices, tengan su calma

De frente al azul

tu decidiste la playa,

donde anunciar lo eterno, lo inmortal

La vibración que de tan nueva, se asoma con prudencia

y que también te eligió a ti, a tu geometría y tu alma

El nacimiento y la muerte

juntas se dejan estar en ti, en tu magnificencia

El tiempo queda sin aliento

Y el viento acompaña a la espuma

fijando los rumbos de los recuerdos

Alabada seas, Hermana

tu respirar navega,

fijando rumbo hacia tu Origen Estelar.

Alabado sea, cetáceo de esta tierra.

Elder Lavergne es argentina, aunque a los veinticinco años decidió irse a vivir a España y explorar el llamado de su corazón hacia aquellas tierras del hemisferio norte. Este hecho le llevó a cultivarse en su silencio interior realizando asiduos retiros espirituales en la naturaleza, el último lo realizó durante casi dos años. En España se formó como escritora.

De regreso a Argentina en el 2013 dedicó su saber interior a escribir parte de su camino y experiencias profundas que vivió. En su primer libro «El Despertar, el comienzo de Origen Estelar» narra algunas de ellas. Es coautora junto a Anael del libro «Mahindra, La Luz de Las Jerarquía». Y recientemente publicó su libro «Colinas Eternas, pensamientos y reflexiones».

Elder Lavergne es Coach nutricional integral de Dietética y nutrición con orientación naturista por la UPED. Cofundadora de Origen Estelar y Editorial Origen Estelar, Directora de contenidos de esta revista. Imparte seminarios y talleres de filosofía cósmica, acompañando al individuo en su camino de autoconocimiento.

You might also like More from author

Comments

Loading...