Frutos secos extraordinarios

Alimentación saludable

0 607

Hoy les hablaremos sobre algunos de los frutos secos más beneficiosos para nuestro templo físico. Contienen abundantes propiedades, además de guardar interesantes historias de nuestra evolución como Humanidad. ¿Por qué deberíamos consumir piñones, pistachos y avellanas? ¿Cómo se pueden comer?

Piñones

Originario de la cuenca mediterránea, se trata de las semillas blancas y alargadas de los pinos que abundan en las costas del Mare Nostrum. Estos pinos prosperan en el clima tórrido y seco del Mediterráneo, llegando a resistir más de 40°C de temperatura. En el Imperio Romano el piñón ya era empleado entre las clases populares como alimento o como remedio para diversas afecciones. Actualmente se utiliza para acompañar todo tipo de platos: carnes, arroz, berenjenas, pasteles, ensaladas o salsas.

Los piñones contienen abundantes minerales, entre ellos, el zinc que es una gran ayuda para nuestro organismo. Entre otras cosas, contribuye al buen funcionamiento del sistema cardiovascular, potencia las defensas frente a virus y patógenos y ayuda a la formación de huesos y articulaciones. Posee antioxidantes en abundancia que evitan el envejecimiento del cuerpo y reducen el colesterol malo de nuestro organismo. Aporta potasio, magnesio, así como numerosas vitaminas, por ejemplo la E. Renueva las células sanguíneas y fortalece el sistema nervioso.

Pistachos

Su origen tiene lugar en Asia Central y Asia Menor, donde se ve favorecido por el clima seco y cálido. Este fruto de color verde destaca por su sabroso y delicado sabor, puede ser consumido frito, seco o con sal. Durante siglos estuvo reservado a las clases altas, pero poco a poco comenzó a expandirse. Actualmente se cultiva en la mayor parte de las regiones calurosas del mundo, pero está vinculado estrechamente al mundo árabe. En esta geografía se utiliza para producir todo tipo de dulces y pasteles o para acompañar los clásicos tés.

Como los demás frutos secos, el pistacho destaca especialmente por su contenido en minerales. Contiene potasio y gran cantidad de hierro. Es un gran aliado del sistema digestivo, ya que aporta fibra, mejorando la digestión y eliminando elementos nocivos. Aporta grasas beneficiosas para nuestro organismo, ayudando al sistema cardiovascular y a nuestro corazón. Tiene numerosos antioxidantes que evitan el envejecimiento del cuerpo y evita el surgimiento de células cancerígenas. Es una gran ayuda para diabéticos ya que contribuye a controlar el azúcar, y además posee luteína, que mejora la salud de nuestros ojos.

Avellanas

Originarias de China, las avellanas se han extendido a lo largo y ancho del mundo. El avellano prospera en climas templados, siendo muy sensible a las sequías por lo que requiere de humedad constante. Su fruto, de piel suave y forma esférica, posee un sabor intenso, graso y tostado. Se suelen consumir crudas o tostadas, lo que mejor su digestión y se emplea sobre todo para pastelería, pero se pueden incluir en ensaladas, junto a verduras o frutas.

Como la mayoría de los frutos secos, la avellana contiene abundantes antioxidantes que evitan que nuestros órganos dejen de funcionar y de los radicales que afectan a las células. Aporta muchos minerales, como magnesio, fósforo o hierro, evitando la anemia, potenciando el sistema nervioso y mejorando nuestra actividad cerebral. Contiene calcio que permite mantener unos huesos en buen estado y fibra que ayuda al sistema digestivo. Son un gran aliado del corazón y el sistema cardiovascular, manteniendo en buen estado los vasos sanguíneos y evitando el colesterol. Son una gran fuente de energía, por lo que son muy recomendables para deportistas o cualquier persona con mucho desgaste físico.

You might also like More from author

Comments

Loading...