Los secretos del grito

Curiosidades

0 953

¿Por qué gritamos? Alzar la voz es un acto inconsciente del ser humano, que reacciona a determinados estímulos. Pero, el grito tiene un largo trasfondo social y cultural, cuyo significado ha ido variando a lo largo de los siglos. El poder de la voz es enorme, aunque muchas veces lo olvidemos, por ello es importante recordar lo importante que es esta herramienta, si la empleamos correctamente.

El grito ha acompañado al ser humano desde los albores de la Humanidad. Los antropólogos consideran que nació cuando el ser humano empezó a cazar grandes animales, utilizándolo como señal de alerta y medio de comunicación. Lo cierto es que los chillidos generan una reacción determinada en las personas y el cuerpo activa de forma automática los mecanismos de defensa. Un estudio realizado en 2015 descubrió que la información procedente de los gritos viaja de forma diferente en nuestro cerebro a cómo lo hace una voz a nivel medio o bajo. Las voces altas generan paquetes de información que se dirigen directamente a la amígdala cerebral sin recorrer el trayecto normal, activando las alertas de nuestra maquinaria biológica. Cuanto mayor sea el volumen, más fuerte será la reacción del cuerpo.

A lo largo de los siglos, el grito ha ido adoptando un significado vinculado a la protesta y al alzamiento de la voz frente a las injusticias. Así por ejemplo, durante el siglo XIX varias revoluciones americanas tuvieron su origen en discursos arrebatados o actos de rebeldía. Es el caso de la revolución mexicana, cuya chispa inicial tuvo lugar en el llamado Grito de Dolores, en el que un sacerdote arengó a sus conciudadanos a alzarse contra el dominio de Madrid. Este acto fundacional sigue siendo emulado por los presidentes de la república azteca cada 15 de septiembre, cuando salen a los balcones a recordar aquella rebelión. El grito charro típico suele ser un elemento característico de la identidad mexicana, vinculado a la celebración y el baile. Pero, antes del surgimiento de los Estados y del nacionalismo, los gritos solían estar vinculados a la guerra, como forma de encuadrar a los combatientes, símbolo de unidad frente a los enemigos, así como también para excitar a los guerreros. Así, cada ejército o pueblo tenía su grito característico, como los cruzados medievales que solían aclamar «caelum denique» (por fin el cielo) cuando guerreaban contra los musulmanes o los indígenas de Norteamérica que lo empleaban para atemorizar a sus víctimas.

El grito tiene fuertes implicaciones psicológicas. Ha sido empleado por la llamada terapia primal, cuyo objetivo es que mediante esta expresión, la persona pueda liberarse de dolores y traumas reprimidos. El grito permite canalizar fuerza y energía hacia determinado lugar, como suelen hacer los tenistas al golpear con sus raquetas. Como nos cuenta Anael en su libro la «Raza 33, Un Puente Sagrado» el ser humano posee 3 voces. PRIMERA VOZ: Aquella que usamos diariamente, con ella direccionamos emociones, pensamientos, juzgamos. SEGUNDA VOZ: Es la voz de tu ser cósmico, la voz de la intuición, el “Maestro Interno”. TERCERA VOZ: la que utilizamos para las comunicaciones multidimensionales. Es inmediata, la certeza más absoluta, la que ES. Por ello, es importante recordar el poder de nuestra voz, aprender a usarla y sobre todo canalizarla hacia lo que realmente deseamos.

Los disparos alrededor nos impiden oír bien, pero la voz humana es diferente de los otros sonidos. Puede hacerse oír por encima de ruidos que lo inundan todo aunque no esté gritando, aunque sea un susurro. Hasta el murmullo más leve silenciaría un ejército cuando dice la verdad.

La Intérprete

You might also like More from author

Comments

Loading...