700 años buscando a Dante

Literatura universal

0 757

Este año se cumplen 700 años de la muerte de uno de los grandes genios italianos, Dante Alighieri. El mundo y sobre todo Italia, realizarán diversos actos y celebraciones para recordar la importancia de este orfebre de los versos que marcó la senda del incipiente Renacimiento y nos legó su monumental obra, la inmortal «Divina Comedia».

Dante Alighieri nació en la ciudad de Florencia, en una familia de la nobleza baja, hacia 1265. Su juventud estuvo signada por la presencia de la muerte, con la desencarnación de sus padres a temprana edad. Posteriormente, conoció a la que tiempo después sería su musa, Beatriz, una noble florentina que falleció intempestivamente a la edad de 20 años. Aunque solo la vio tres veces y nunca habló con ella, su amor por Beatriz lo inspiró y acompañó toda su vida. Desconocemos donde se educó o qué estudió, pero su escritura nos muestra a un erudito brillante, estudioso de las lenguas y exquisito poeta. Es evidente que había tenido contacto con corrientes herméticas, debido a su excelso conocimiento de alegorías, simbolismos, números pitagóricos y combinaciones.

Su vida estuvo teñida por los conflictos políticos de su época. En ese entonces, Italia estaba dividida en diversos señoríos independientes, siempre bajo la sombra del Papado de Roma y las pretensiones del Sacro Imperio Romano Germánico. Ambos se disputaban el control de las ricas ciudades comerciales, en un conflicto de dos facciones, los guelfos y ghibelinos. Dante participó en varias batallas y fue muy activo políticamente, hasta que su facción fue derrotada y tuvo que exiliarse de Florencia. Viajó a Verona y otras ciudades italianas, e incluso llegó hasta Paris, mientras defendía la unidad de Italia y no cesaba en sus intentos de retornar a Florencia. Mantuvo una correspondencia con príncipes y reyes, pidiendo el reconocimiento del emperador alemán como soberano, para así unificar la península. Falleció en 1421 en Rávena, sin lograr retornar a su ciudad natal.

Aunque su obra capital es la Divina Comedia, Dante tuvo también otros escritos monumentales. «Vida Nueva» es un bellísimo y casi místico repertorio de poemas en el que expresa su adoración por su amada Beatriz, considerada una de las obras cumbres del siglo XIII. En ella, logra romper la estructura de la tradición provenzana, la corriente poética más importante en la literatura altomedieval. En «La Monarquía» expresa sus ideales políticos de unificación, mientras que en «Acerca del Habla Popular» realiza un ensayo sobre las lenguas de aquel entonces, algo inédito para la época. En esta obra hace una fuerte defensa del habla popular de ese entonces, el italiano medieval, reivindicando su importancia frente a la que se consideraba única lengua culta de la época, el latín. Todos estos ingredientes lo convierten a Dante en un referente de primer orden para la cultura italiana y su nacionalismo, paladín de su unificación, algo que no se lograría hasta más de 400 años después. Además, defendía la separación entre Iglesia y Estado, algo pionero para aquel entonces, en el que la Iglesia era el máximo representante del poder espiritual, y por lo tanto intocable.

Y por último, llegamos a su obra cumbre, la celebre «Divina Comedia», considerada uno de los escritos más importantes de la cultura occidental. En esta narración el mismo Dante realiza un viaje a través del más allá: el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. Estructurado en cantos y versos, en esta obra aparecen símbolos, alegorías, números, que esconden un rico y excelso lenguaje mistérico. En ella aparece la figura siempre presente de Beatriz, metáfora de la pureza y la fe en Dios, que guía al protagonista en su azaroso periplo. Y Virgilio, representante del saber. En sus 100 cantos, la Divina Comedia esconde el chispazo que aportó su granito a la gran explosión intelectual del Renacimiento, conformando una obra monumental en la que se reivindica la luz divina y la razón como los guiadores de la Humanidad hacia un nuevo futuro. Su aporte a la cultura occidental es inmenso, con influjos en todas las artes, desde la arquitectura hasta la literatura, han sido infinitos los artistas que se han visto influenciados por el genio de Florencia y sus letras. 700 años después de su desencarnación, la impronta de Dante Alighieri sigue más viva que nunca, un faro de las letras medievales.

You might also like More from author

Comments

Loading...