¿Libres de pensamiento?

Rincón de lectura

0 932

Hoy les ofrecemos la editorial de Elder Lavergne, escritora de varios libros, cofundadora de Origen Estelar y directora de contenidos de este medio. Tomemos un momento para leer sus palabras y reflexionar acerca de las acciones, el temor y la cárcel en la cual muchas personas se encierran sin saberlo.

«La única manera de lidiar con un mundo sin libertad es llegar a ser tan absolutamente libre que tu misma existencia es un acto de rebelión.» (Albert Camus)

¿Qué nos impide cohabitar un verdadero pensamiento?
Pensar: formar una idea sobre algo, analizar algo ya sea acción o emoción. Emitir un ordenado sonido donde la descripción participa. La mente toma el poder sobre el espacio y el tiempo, nos propone escenarios. El tiempo es usado hacia tras y hacia adelante, pasado y futuro se alternan según donde focalicemos. Y así podemos continuar sumando definiciones.
Pero ¿está habilitado el poder ser capaces de alejarnos del mecanismo mental que responde en todos los actos cotidianos a lo que llamamos conocimiento condicionado? ¿podemos comprender que ello no es más que el resultado de lo impuesto por las religiones, dogmas y creencias?
Él verdadero pensamiento está sustentado por un elemento inmutable llamado libertad. Una energía primigenia que nos acompaña y nos impulsa hacia una existencia despejada y liviana. Una probabilidad que nos está aguardando. Allí no hay fe, ni ideales, ni distorsión. El pensamiento creativo surge alejado de la condición mecánica y alienante a la que estaba acostumbrada para iniciar el camino donde el existir, es propio.

Definitivamente ya no habrá cabida para el miedo, para el deseo ni la ilusión.
Una vez que se abre la puerta hacia la realidad única, solo habitaremos la sabiduría, el conjunto de manifestaciones desbordantes de certezas, amor y claridad.
La razón será solo un instrumento que estará a nuestra disposición porque solo nosotros podremos habilitar nuevos algoritmos, nuevos recorridos neuronales, provocando y alimentando la liberación de celdas emocionales.
Llegó el momento de asumir que vinimos a dejar nuevas formas de existencia. Empecemos por tener toda la voluntad de proyectar un verdadero y renovado pensamiento. Ya es tiempo.
Para existir es necesario ser. Y esto se manifiesta cuando frecuentamos y aceptamos nuestra sabiduría, alejando el temor de quedarnos más de la cuenta en cualquier otra experiencia: extraviados y distraídos porque aceptamos con total naturalidad su importancia. El error no nos seduce ni nos confunde. La sabiduría actuará como una brújula infalible tomemos el camino que tomemos. Atrevernos a manifestar nuestro interior es el propósito más inmediato.

Elder Lavergne


You might also like More from author

Comments

Loading...