Bosques petrificados: una foto del pasado

Lugares sorprendentes

0 822

Los bosques petrificados son ejemplos de espacios congelados en el tiempo. Como ocurrió en Pompeya, las erupciones bloquearon el paso del tiempo en determinadas geografías, permitiéndonos saber que ocurría en esos lugares hace cientos y miles de años. La geografía argentina posee algunos de los bosques prehistóricos más importantes del mundo. ¿Cuáles son estos lugares? ¿Cómo se formaron?

Lo que hoy son las planicies del interior de Chubut, fue hace miles de años una costa húmeda y cubierta de bosques lluviosos y grandes árboles. Los ejemplares más viejos eran arrastrados por las corrientes que nacían en las colinas y se acumulaban en las desembocaduras, junto con abundante sedimento y otros restos, como ramas, semillas o troncos. Hablamos de hace 65 millones de años, época que estaba marcada también por una gran actividad volcánica, fruto de un planeta más joven. Esto marcó su final: grandes erupciones devastaron estos bosques húmedos, que quedaron cubiertos de cenizas y otros materiales volcánicos, sumergidos bajo una avalancha de todo tipo de materiales.

Minerales, sulfuros y óxidos se fueron incrustando y precipitando en el interior de la madera, fosilizando los tejidos celulares. Este proceso es lo que conocemos como permineralización y se desarrolló durante millones de años, mientras en la superficie los mares retrocedieron y se formaron las llanuras chubutenses. Descubiertos a principios del siglo XX, estos fósiles de antiguos bosques es lo que conocemos como bosques petrificados, donde abundan restos de estos gigantes vegetales de antaño. Argentina es uno de los países con el mayor número de ejemplos de estos bosques prehistóricos.


Es el caso de los Bosques Petrificados Sarmiento y el Florentino Ameghino, ubicados en Chubut. Se trata de lugares de una importancia fundamental para el estudio del pasado y donde se conformaron paisajes únicos. Elementos como el manganeso, el hierro y el cobre presentes en el agua y el fango durante el proceso de petrificación dan a la madera una variada gama de colores. Los cristales de cuarzo puros son incoloros, pero cuando se añaden contaminantes al proceso adquieren un color amarillo, rojo o de otra tonalidad. La madera petrificada puede conservar su estructura original con todo detalle, hasta el nivel microscópico. Estructuras tales como los anillos de crecimiento y los diversos tejidos pueden observarse con frecuencia. La madera petrificada tiene una altísima dureza, semejante a la del cuarzo.


Otro lugar de estas mismas características es el Bosque Petrificado de Santa Cruz, situado muy cerca de Puerto Deseado. Se trata de un lugar con una antigüedad mayor al de las llanuras chubutenses. Estos bosques existieron hace unos 150 millones de años, en el Jurásico, cuando todavía habitaban los grandes dinosaurios. En ese entonces, grandes pinares de especies ya extintas como el araucaria mirabilis, se extendían, dando cobijo a miles de especies animales diferentes. Hasta que una erupción volcánica convirtió ese vergel en una zona de restos, piedras y cenizas que acabó fosilizada y congelada en el tiempo.


 

You might also like More from author

Comments

Loading...