Objetivo Marte

Nuevos descubrimientos

0 699

La llegada de la primera sonda árabe a Marte supone no solo una gran novedad de la exploración espacial sino que nos indica la importancia del momento actual, en la que diferentes países han protagonizado una carrera por llegar al planeta rojo. ¿Por qué todos han elegido este momento? ¿Qué buscan encontrar en Marte?

Marte es sin duda uno de los grandes protagonistas de la astronomía. Ya egipcios, babilónicos o mayas lo estudiaron y definieron sus movimientos en los cielos. Tiempo después, Galileo lo convirtió en el primer planeta en ser visto a través del telescopio. Con su atrayente y enigmática superficie rojiza, Marte ha estimulado la imaginación de muchas generaciones, desde la mitología griega que lo vinculó al dios de la guerra hasta los canales que Percival Lowell afirmaba ver en las planicies marcianas en el siglo XIX. Ya en las décadas de los 60 y 70 varias sondas lograron orbitar al planeta y transmitir los primeros datos sobre el planeta rojo, permitiéndonos conocer elementos básicos como la composición de la atmósfera o la temperatura de superficie. Pero ha sido en los últimos 10 años cuando se ha conseguido gran abundancia de datos y se empiezan a desentrañar los secretos de Marte.

Uno de los aspectos que más ha obsesionado a la ciencia es la búsqueda de agua, ya que ello podría confirmar la existencia de vida en el planeta rojo. El primer paso se dio en 2013 con el descubrimiento de una corriente seca de agua, el rastro de un antiguo cauce, junto con otras muchas vetas encontradas posteriormente. Ese mismo año se confirmó que el antiguo cráter Gale, fue hace miles de años un gran lago con posibilidad de acoger vida unicelular. En 2015 la ESA confirmó oficialmente que en Marte hay agua en lo que fue la noticia del año: bajo la planicie de Plamum Australe, ubicada en el polo sur marciano, se encontró un estanque enterrado bajo el hielo y el polvo de la superficie. Ahora sabemos que el planeta rojo posee los ingredientes básicos para la vida, por lo que descubrirla será cuestión de tiempo. Estos hallazgos nos muestran una historia del agua marciana mucho más compleja de lo que se pensaba, ya que hace tiempo su superficie estuvo cubierta de océanos, sobre todo en el hemisferio norte, como afirma un estudio de la NASA de 2015, pero la práctica desaparición de su atmósfera provocó la pérdida de las masas de agua.

Estos primeros meses de 2021 marcan un momento ideal para la llegada de sondas al planeta rojo, ya que es ahora cuando, debido a las diferentes velocidades de órbita de la Tierra y Marte, se encuentran más cerca. Ello explica porque se ha producido una auténtica estampida entre varios países para llegar a nuestro vecino del Sistema Solar. El primero de ellos ha sido la sonda Hope, de Emiratos Árabes Unidos, el primer país árabe que lo logra. Esta sonda permanecerá casi dos años en la atmósfera marciana, estudiando su atmósfera y sobre todo el porqué de su pérdida y de la del agua. La siguiente fue Tianwen 1, una sonda china que se encuentra analizando los suelos y la geología, buscando hielo de agua. Y por último, EEUU, que hará aterrizar a Perseverance en la superficie de Marte para buscar evidencias de vida microbiana antigua en las rocas y la superficie. Todo ello indica que en caso de que las misiones resulten un éxito, tendremos una gran abundancia de datos sobre el planeta rojo, al que se espera que para finales de esta década puedan llegar las primeras misiones tripuladas.

You might also like More from author

Comments

Loading...