La botica de las hierbas medicinales III

Alimentación saludable

0 521

El eneldo y la cola de caballo son plantas muy comunes, sin embargo, poseen numerosas propiedades que pasan desapercibidas. ¿Sabías que el eneldo contiene vitamina C y la cola de caballo ayuda a los huesos y la piel? Estas hierbas son muy comunes en jardines y huertos, pero han sido subestimadas, sin saber que poseen numerosas virtudes que las hacen muy positivas para nuestra salud. Además descubriremos las muchas propiedades del kalanchoe, una planta a la que muchos han llegado a considerar «milagrosa».

Eneldo

Esta planta procede de climas templados y cálidos y su aroma y sabor dulzón la ha convertido en una de las principales especias de Europa. Sabemos de ella desde el Medievo, cuando ya era empleada para saborizar o para calmar dolencias. Posteriormente, se convirtió en la hierba estrella de la cocina báltica y nórdica, para acompañar pescados principalmente. De tallos estrechos, hojillas ramificadas y flores amarillas, se emplea de ella prácticamente todo, aunque actualmente es cada vez más común su consumo en forma de aceite esencial. Entre sus muchas propiedades podemos mencionar que es un gran aliado del sistema digestivo, depurándolo y eliminando elementos nocivos, aligerando las digestiones y eliminando flatulencias o molestias estomacales de cualquier tipo. Contiene abundante vitamina C por lo que refuerza el sistema inmunológico, evitando infecciones y parásitos. Es un potente diurético y ayuda a cicatrizar todo tipo de heridas en la piel o quemaduras. Además, es muy recomendable para dolores menstruales, contribuyendo a calmarlos.

Cola de caballo

Su origen está en América, pero posteriormente se extendió a todo el mundo, prefiriendo terrenos húmedos cerca de los cursos de los ríos. Estas plantas que se reproducen por esporas, tuvieron su origen en épocas muy anteriores a la llegada del ser humano, cuando eran grandes árboles prehistóricos del Devónico que posteriormente fueron reduciendo su tamaño hasta el actual. Ya en época grecorromana era empleada como hierba curativa, hasta la popularidad de la que goza actualmente. Entre sus muchas propiedades, la cola de caballo es muy recomendable para los riñones, ya que goza de propiedades diuréticas, combatiendo la retención de líquidos y dolencias. Contiene minerales como el potasio y gran cantidad de vitamina C, combatiendo infecciones y parásitos. Además posee sílice, mejorando la salud de los huesos, la piel o el cabello, ya que potencia la fabricación de colágeno. Y por último debemos mencionar que es un gran aliado del sistema circulatorio, ya que mejora la circulación sanguínea.

Kalanchoe

Su nombre parece que proviene de palabras indias o chinas, haciendo referencia a su extraña forma. También conocida como «Espinazo del diablo», esta planta de la familia de las suculentas posee hojas carnosas de un verde desvaído y tallos duros. El kalanchoe es fácil de sembrar, con pocas necesidades de agua, pero sí de luz solar directa. Sus muchas propiedades ha hecho que sea consumida cada vez más, sobre todo en infusiones, a partir de sus hojas secas. Tiene muchas virtudes para nuestro templo físico, siendo un gran depurador del sistema digestivo, aliviando la digestión y evitando dolencias o úlceras. Es muy recomendable para dolores de cabeza o fiebres, gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Es un gran sedante y relajante natural, aliviando dolores de cualquier tipo. Pero entre sus grandes cualidades, el kalanchoe contiene alcaloides que diversos estudios han demostrado tener capacidad para frenar células cancerosas. Investigaciones en ratones han aportado resultados prometedores de esta planta, por ello muchos la han llegado a considerar «milagrosa».

You might also like More from author

Comments

Loading...