Tres pasos para transformar tu vida

¿Estamos preparados para eliminar los comportamientos que ya no sirven?

0 1.311
¿Estamos preparados para dar un paso más en nuestra evolución? ¿Eliminar o transformar aquello que no sirve más en nuestras vidas? El humano está acostumbrado a experimentar la vida bajo los cánones de una sociedad construida por la dualidad. Hoy en día tenemos un reto como civilización, ir más allá, fuera de la dicotomía, donde podemos reencontrarnos con un abanico de probabilidades o dimensiones a disposición para aquel que quiera dar el salto.

¿Qué tres pasos podrías aplicar a tu vida para transformarla?


 

1. La suposición de la mano del juicio.

Hay millares de probabilidades y lo que supongas es solo una de ellas, una dirección. La suposición no deja opción a que se profundice en otra geometría. Si el pensamiento direcciona hacia algo que pensamos que la otra persona va a hacer y escenificamos la acción, estamos condicionando una experiencia, la forzamos a que haga lo que suponemos. La mayoría de las veces es el deseo el que impulsa a la suposición y no la conexión con nuestro verdadero Ser. Si libero mi mente, puedo interpretar que las demás personas son diferentes a mi vibración, que cada uno tiene sus convicciones y creencias y que, aunque sean distantes a las nuestras, ellos viven en su universo y no en el nuestro. Si libero mi mente podré dejar de estar condicionado, sin querer obtener algo del otro.

Los habitantes de la 4Dimensión tenemos un poder especial sobre la estructura de la 3D, esto es una ley universal que funciona de la misma manera que el Universo Creador tiene una frecuencia superior sobre el nuestro, el Universo Local. Si nosotros vibramos en la 4D, podemos llegar a ser creadores de la 3D, pero para ello debemos actuar de forma impecable, vacíos de todo, de deseos o de ambiciones para que la suposición no venga a nuestro encuentro.  Cuando estamos en nuestro eje, lo importante es el camino. El humano suele convivir de primera mano con el juicio, Etiquetamos a los demás, juzgamos de forma mental u oral y eso somete energéticamente al otro también. Con la mente encarcelamos virtualmente a los demás, algo que se potencia si es más de uno. Por ello, es importante despejar la mente, porque cada individuo tiene su ritmo.  Por ello, hay que vaciarse de conceptos, mirar al otro limpiamente, entendiendo que hay diferentes niveles de conciencias.

2. Estudiar los vínculos

Decidir con qué o quién queremos realmente vincularnos. Es el momento de elegir. El poder de la elección. Vincularse es conectarse energéticamente con otra persona, la reconocemos, la vemos, la comprendemos y de forma consciente nos enlazamos con ella. Es importante observar desde donde y con quien nos relacionamos. Con aquellos que decidimos vincularnos tendremos una relación energética de ida y vuelta, recibiendo su frecuencia y emitiendo nuestra energía. Desde que nacemos nos vinculamos con nuestros padres, pero también con la geografía. Será el tiempo quien irá sutilizando los vínculos energéticos esperando a que seamos nosotros los que tomemos la decisión de a quién o a qué vincularnos. Hemos de construir nuestras relaciones. Si hacemos esto, nos sutilizaremos, teniendo una mejor lectura de lo que nos rodea, una mayor sensibilidad, sin carga, sin frustración. Nuestro cuerpo nos da señales, constantemente, sobre quien tenemos enfrente, sobre aquel con quien nos vinculamos. Decidir en libertad y con armonía, es fácil porque sabemos perfectamente aquello que nos hace sentir expandidos y aquello que nos oprime. Es sin duda un camino a transitar sin prisa, pero sin pausa.

3. Comuniquemos

Nuestra sabiduría, nuestra forma de vivir y hacer las cosas. Nuestras palabras deben ser transparentes, claras, digamos lo que realmente sentimos. La Palabra tiene un gran poder, es capaz de crear realidades cuando se hace desde el lugar correcto, es decir, desde nuestra complenitud.  Cuando comunicamos al entorno de forma transparente, en calma y armonía, todo cambia, surge el respeto. Debemos permitirnos ser quienes somos para así cruzar un umbral mayor, y ver la vida con otro color. Seamos quienes realmente somos, conociéndonos a nosotros y a nuestros límites también. En algún momento con la práctica, reaparecerá nuestra voz interna, y esos verdaderos pensamientos cuya fuente es la intuición que siempre tuvimos a nuestro servicio.

 

  • LA RAZA 33, UN PUENTE SAGRADO, AUTORA ANAEL. ED. KIER. Libros – Portal de Origen Estelar (viajerosestelares.com)
  • COLINAS ETERNAS, AUTORA ELDER LAVERGNE. EDITORIAL ORIGEN ESTELAR. Venta Colinas Eternas – Portal de Origen Estelar (viajerosestelares.com)
  •  

    You might also like More from author

    Comments

    Loading...