¿La Humanidad está despertando?

Editorial

0 1.357

¿La humanidad está despertando? ¿Qué reacción te genera esta pregunta? ¿Mirar al otro? Seguro que sí, automáticamente estás pensando en la sociedad que muestran los medios o en el entorno más cercano, en los demás. Pero quizás quieras pensar de otra forma y estés dispuesto a mirarte al espejo, haciéndote la pregunta, ¿estoy despertando?

Es curioso que la gran mayoría de las personas con las que hemos conversado durante este 2020, nos afirman que están contentas. Y esto no quiere decir que no haya sido un año difícil para ellos, o que no hayan pasado por momentos realmente complejos. La mayoría de los humanos ha sentido, este 2020 que se les ha vetado su libertad, sin haberlo pedido. La gran mayoría ha visto partir a seres que amaban y a los que no, pasaron por hospitales, operaciones, cánceres y distopías de todos los niveles y categorías. Muchos se han divorciado, otros se han mudado de casa, han cerrado sus negocios, otros han sido traicionados por sus mayores, por sus menores o por ellos mismos. Este año han resurgido de sus propias cenizas, han transmutado hasta lo que era imposible de transformar; han aceptado lo inaceptable, se han forjado entre sudores y lágrimas. Han luchado, queridos amigos. Mucho. Y por ello tienen que honrarse y aplaudirse.

Este ha sido un año de decisiones, de valentía, de otros horizontes, de despedidas, pero también de nacimientos. Han resignificado, han sanado, han acompañado, desafiando los límites de la paciencia y de la comprensión. Un año inolvidable en el que se ha profundizado, ahondado en la realidad que nos hemos construido, pero que también nos permitió ver que muchas veces nos hemos dejado llevar por la inercia del colectivo introduciéndonos en sus mundos y no en el nuestro. ¿Estamos despertando? Como humanidad estamos levantando la escalera de Jacob para ir hacia una dimensión superior, donde poder crear lo nuevo. No nos engañemos, no todos pueden verla, no todos la pueden alzar y menos subir por ella. Pero seguro que tu sí. Ya no queremos lo mismo de siempre, sino un mundo en el que al despertar tengamos ganas de respirarlo, de abrazarlo y de cuidarlo también.

Nuestro planeta, al igual que las estrellas, están observando todos nuestros movimientos, en amor, esperando a que en algún momento, nos demos cuenta de que somos parte de todo el cosmos que nos rodea. Ellos miran nuestra voluntad y con amor nos envuelven en su savia cristalina, en su luz eterna e incondicional. Esperan nuestros tiempos sin perder la esperanza de que cuando nos sintamos preparados, alzaremos las manos y nos entregaremos a la vida sin condiciones, desnudos, como estrellas que en verdad somos, ya despiertos. Les invitamos desde Origen Estelar y Universo y Realidad a darse una oportunidad y permitirse ser quienes son. A seguir abriendo camino para nuestros jóvenes y niños, pero sobre todo a ser partícipes de esta humanidad que en algún momento nacerá y caminará sobre la malla que les hemos dejado;  esa red invisible que no se ve con los ojos, pero sí con el alma, esa ruta cósmica que todo lo crea. Es el amor hacia la propia existencia, el verdadero despertar.

Que tengan una feliz vida.

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión; una sombra, una ficción y el mayor bien es pequeño. ¡Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son! Calderón de la Barca

En Amor, Anael.

You might also like More from author

Comments

Loading...