Canto Védico, el camino a la Iluminación

Sonido ancestral

0 814

La India nos sorprende cada día más por la profundidad de su cultura, de su filosofía y de su saber. Uno de los elementos más ricos y extraordinarios de esta infinita tradición es el canto védico. ¿En qué consiste? ¿Qué sabemos de esta práctica religiosa, la más antigua que existe? Para encontrar las respuestas debemos sumergirnos en la historia y cultura india, para descubrir las secretos del sánscrito, los Vedas o la iluminación que traen los cantos y melodías de los versos védicos.

Mucho antes de la aparición del hinduismo y las religiones que componen la India, como el jainismo o el budismo, existía la religión védica. Su origen se pierde en las tinieblas de la Antigüedad, cuando surgen los primeros pueblos en el Valle del Indo, del Ganges y las mesetas del interior. Este antiguo culto se estructuró alrededor de 4 obras ancestrales y sumamente antiguas, los Vedas, que en la lengua sánscrita en la que fueron redactados hace miles de años, quiere decir «saber». El más veterano de estos textos es el Rigveda, creado hacia el 1.500 antes de Cristo, que se trata de una extensa recopilación de himnos, más de 1000,  agrupados en libros y dedicados a alabar a las divinidades védicas y acompañar ritos que realizaban. A pesar de los miles de años transcurridos desde entonces y teniendo en cuenta que la escritura apareció mucho tiempo después, estos textos se han mantenido sin cambios, gracias al enorme esfuerzo realizado por los eruditos indios para conservarlo. Los himnos del Rigveda fueron transmitidos generación tras generación de forma oral, sin cambios, algo inédito en la Historia. ¿Cómo se logró algo semejante sin textos escritos?

Gran parte del mérito hay que atribuirlo a la tradición del canto védico, algo que supo reconocer la UNESCO al declararlo Patrimonio Mundial Inmaterial en 2008. La recitación de los versos ha sido la clave que ha permitido mantener sin cambios estos ancestrales himnos, gracias a diversos sistemas mnemotécnicos, empleados por los recitadores para memorizar y entonar. Se crearon 11 sistemas de recitación, con diferentes dificultades, enseñando a los alumnos mediante los sistemas más sencillos (el samhita o el pada), para luego ir empleando los más complejos (como el ghana). La repetición y el trenzamiento de las estrofas ha permitido una mejor memorización y sobre todo mantener la estructura original de los cantos, ya que los diferentes métodos de recitación actuaban como una verificación cruzada de la otra. Las técnicas más complejas suponen invertir el orden de las palabras, algo que en el antiguo sánscrito en el que fueron escritos no provoca cambios en su significado. Estas técnicas tan ingeniosas de memorización han sido profundamente estudiadas por diferentes especialistas, considerándolas un gran éxito. Además, los cantos védicos han aportado un mayor valor a los textos originales, creando toda una tradición vocal sumamente rica, llena de matices, sonidos y tonos que suponen un gran tesoro inmaterial de la cultura india.

Para los hindúes, el sonido tiene una importancia fundamental, ya que supuso la semilla fundamental que dio origen al cosmos y al mundo. Los rishis o santos, fueron sabios y eruditos que en aquellas épocas en las que fueron escritos los Vedas, mediante un largo proceso de sabiduría, meditación y purificación, lograron acercarse a la Verdad Suprema y al Sonido Divino, componiendo los himnos védicos. Así, repetir los sonidos es una forma de acercarse a esa Verdad y a la Divinidad. El sonido también es una forma de purificación, de retornar al origen, de deshacerse de lo innecesario, llegando a la iluminación espiritual y a descubrir los oculto detrás de lo que vemos con los ojos físicos. Por todo ello, la tradición del canto védico es tan apreciada y reverenciada por la cultura india, manteniéndose sin cambios después de tantos siglos. Aún hoy en día, los cantos y las ancestrales entonaciones védicas se siguen enseñando, no solo en la India, sino en muchos puntos del mundo. Estas melodías hipnóticas han logrado superar en importancia a la propia escritura, uno de los mayores avances del ser humano a lo largo de su larga Historia, colocando a lo inmaterial de la voz por encima de las letras impresas. 

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...