Místicos de Grecia: Eleusis

Historia y curiosidades

0 909

Si pensamos en la Antigua Grecia y sus cultos, nos solemos imaginar esos grandes templos y al panteón olímpico, con sus caprichosos dioses y diosas. Sin embargo, en Grecia también hubo corrientes mistéricas, a las que solo podían acceder determinadas personas, atravesando complejos ritos de iniciación. Hablamos de los Misterios de Eleusis, un culto que tuvo una importancia fundamental en la Antigüedad y que influirá en el pensamiento occidental posterior. ¿Qué sabemos de esta enigmática tradición?

El más antiguo de estos cultos es el de los misterios eleusinos, surgido hacia el 1.500 antes de Cristo, tiempo en el que Grecia era una arcaica región bajo el control de Micenas. Cuenta el mito fundacional que Deméter, diosa de la agricultura, tuvo una hija, Perséfone, quien fue capturada por Hades, el oscuro dios del inframundo. La desolada Deméter castigó al mundo y un invierno perpetuo se extendió arruinando cosechas y matando a innumerables personas, mientras buscaba a su hija. Descansó de su búsqueda durante un tiempo en una ciudad agraria, Eleusis, y poco después logró encontrar a Perséfone. Según la mitología griega, este es el origen de las estaciones, del cambio entre el fértil verano y el inerte invierno, pues la hija de Deméter fue obligada a estar 6 meses con su marido en el inframundo (invierno, época de tristeza de la diosa) y 6 meses con su madre (primavera y verano, alegría de Deméter). Fue entonces cuando la diosa dio ordenes de construir un templo en Eleusis y de iniciar los cultos mistéricos. Surge así este misterioso culto a la diosa de la fertilidad y a su hija Perséfone, aquellas que lograron «derrotar» a la muerte, al omnímodo dios del inframundo.

Esta corriente mística fue creciendo a lo largo de los siglos, convirtiéndose en un culto masivo hacia el siglo VI antes de Cristo, cuando se realizaban grandes peregrinaciones de miles de personas hacia las dos sedes de los templos, Agrae y Eleusis. En el siglo IV después de Cristo, la expansión del cristianismo ocasionó el declive y desaparición de este culto. ¿Qué características tenían estos misterios? Los iniciados eran obligados a guardar el secreto, por lo que lo que sabemos son solo teorías. Grandes intelectuales como Sócrates o Plutarco participaban de las ceremonias, donde se dice que se guardaban los secretos para «triunfar sobre la muerte». Aquellos que eran iniciados en estos ritos, abandonaban la concepción trágica de la muerte, viéndola como parte del ciclo natural de la vida y con la esperanza del futuro renacimiento, una transformación. La vida era vista como una celebración, dejando de verla como un angustiante tránsito hacia la inevitable defunción. Parece que había un culto hacia el alma, un elemento incorruptible e inmortal. La visión de los Misterios eleusinos suponía algo totalmente contrapuesto a la cosmogonía tradicional griega, que veía la vida como un camino lleno de dificultades y tormentos, gobernados por dioses caprichosos.

Ruinas de Eleusis

Cada año miles de personas acudían a celebrar los llamados Misterios menores y la fiesta más importante, los Misterios Mayores, que incluía una extensa procesión desde Atenas a la ciudad de Eleusis. Banquetes, libaciones en honor a los muertos, sacrificio de animales y finalmente la entrada del sumo sacerdote (hierofante) en un templo de piedra, donde se guardaban los objetos sagrados. Una parte fundamental de estas complejas y ritualizadas ceremonias era beber un brebaje fermentado (kykeon), compuesto de cebada y menta, que pudieran generar efectos alucinógenos, incitando a los sacerdotes a tener visiones del mundo etéreo. Estos rituales tendrían como fin simbolizar la búsqueda de Perséfone por su madre, la victoria definitiva de la vida frente a la muerte, la purificación y sobre todo el renacimiento de la joven. Se desarrollaban en un amplio recinto templario, el llamado Telesterion, donde solo accedían las altas jerarquías, obligados a mantener en secretos todo lo que vieran, bajo pena de muerte. Un elemento clave era la universalidad de este culto, al que podía acceder todo aquel que lo deseara, desde las clases altas y aristócratas, hasta los artesanos y esclavos. El secretismo y el hermetismo de estos rituales provocaron que actualmente sepamos muy poco sobre los misterios eleusinos, más allá de algunas referencias de escritores o intelectuales grecorromanos. Pero, lo que si podemos afirmar es que supuso una nueva forma de mirar el principio y el fin de la vida, desde una perspectiva más armoniosa.

EN PDF - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...