Fuego y cielo en piedra

Piedras sorprendentes

0 907

Habituales de monarquías y clases señoriales, el rubí y el zafiro son dos de las principales piedras preciosas que han acompañado al ser humano desde sus orígenes, cuando eran encontradas en ríos. ¿Cuáles son sus virtudes? ¿Por qué son tan apreciadas? ¿Qué curiosidades nos aportan bajo sus intensos colores? Apreciadas desde hace siglos, las culturas de todo el mundo se han rendido ante su belleza singular.

Tanto el rubí como el zafiro, son en realidad variedades de un mismo mineral, el corindón. Compuesto por aluminio principalmente, sus colores varían de acuerdo a la presencia de otros componentes como titanio, hierro o cromo. El corindón se caracteriza por su extrema dureza, que la hace muy útil para la industria, siendo usada para fabricar cortadores de metales u objetos de gran resistencia, como piezas y componentes de satélites y naves espaciales. Las variedades azulada y roja, el zafiro y el rubí, son empleadas en joyería, siendo muy apreciadas por sus bellas tonalidades y su escasez, consideradas piedras preciosas. El zafiro debe su color azul por la presencia de óxidos de titanio y de hierro, mientras que el rubí debe sus tonos rojizos al cromo principalmente. Ambas son buscadas en las minas de medio mundo desde hace siglos, obteniéndose en lugares muy concretos, como el Sudeste Asiático, Colombia o varios países del Sur de África, en el caso del zafiro, y en Malasia, Tanzania o EEUU en el caso del rubí. ¿Qué curiosidades guardan estas hermosas gemas surgidas en el interior del planeta?

El zafiro ha destacado siempre por su intenso azul, pero esta gema puede adquirir diversos colores como el negro, el blanco o el violeta. Una variedad curiosa es la llamada Paparadscha, que adopta tonalidades anaranjadas o incluso amarillas, siendo muy rara y apreciada. Esta gema es altamente estimada desde tiempos inmemoriales, siendo su mina más antigua la de la isla de Ceilán, desde donde llegó a Europa y Oriente Medio. Se dice que el rey Salomón le enviaba estas fabulosas piedras a la reina de Saba. Vinculada a la sinceridad y la verdad, el zafiro adornaba todo tipo de joyas, mientras que los hindúes la consideraban la puerta a la sabiduría y lo espiritual. Su intenso color azulado la convirtió en una metáfora de lo celestial, del mundo divino y del favor de Dios, muy usada en adornos de la monarquía o de las clases sacerdotales en coronas y anillos. Una muestra de la importancia de esta gema es que se creyó durante muchos siglos que Moisés había recibido los Mandamientos en tablas de zafiro. Además, es considerada una piedra mágica, siendo muy apreciada por sus cualidades vibratorias. La célebre Blavatsky realizó detallados estudios en los que descubrió el poder de esta piedra para transmitir y armonizar la energía de su alrededor.

La otra variedad del corindón es el rubí, muy difícil de conseguir, extremadamente costosa y de una impactante belleza. Su origen se suele dar en lugares donde colisionan las placas tectónicas, por ello es abundante en zonas del Himalaya y el Sureste Asiático. Antes de la Edad Media, esta piedra era confundida con otros minerales como el granate, pero en Oriente era sumamente apreciada ya desde mucho antes, tenida como fuente de inmortalidad. Llamado «el rey de las piedras preciosas», el rubí era usado como talismán y remedio frente a cualquier dolencia o herida, además de como piedra adivinatoria, siendo señal de malas nuevas si la gema se oscurecía. Epítome de la belleza y del refinamiento, estaba reservada solo a monarcas y aristócratas. Se creía que en su interior escondía una llama divina, metáfora de la sangre y la pasión, lo que ha hecho que diferentes culturas la empleen como afrodisíaco. Su color y forma la han vinculado con la fortaleza y la potencia, por lo que soldados de la antigua Birmania no sólo solían portarla sino que algunos incluso se injertaban rubíes en la misma piel. Todo ello nos muestra el poder y la influencia de estas hermosas y fabulosas gemas, enlace a otras realidades y a la belleza del interior del planeta.

EN PDF - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...