El árbol de la vida

Alimentación saludable

0 583

Postal típica de los desiertos y sus exóticos oasis, la palmera datilera nos aporta su regalo dorado, los sabrosos dátiles. ¿Qué virtudes contiene este delicioso fruto? ¿por qué son consumidos por los deportistas? Con numerosas variedades y muchas curiosidades, esta fruta es sumamente apreciada por la cultura árabe que la considera fuente de vida y de buena fortuna. Pero su fama la ha hecho popular en Occidente, donde se cultiva y consume cada vez más.

El dátil tiene su origen en la palmera datilera, muy apreciada en el mundo árabe. Este árbol que puede alcanzar los 15 metros, es extremadamente resistente a los calores y la escasez de agua de los desiertos, llamado el «árbol de la vida» por los beduinos. En los oasis, donde el espacio es reducido, estas palmeras se utilizan para dar sombra a los cultivos intermedios (frutales) y bajos (verduras y hortalizas), siendo una herramienta indispensable en la agricultura. Después del otoño, es cuando los dátiles adquieren su color dorado, estando listos para ser cosechados, una vez que se hayan secado adecuadamente en el mismo árbol. El origen de esta fruta nutritiva y exquisita se remonta a los albores de la Humanidad, siendo los mesopotámicos quienes desarrollaron su cultivo, para luego extenderse por Asia y África, llegando hasta España y mucho más tarde a EEUU y México de la mano de misioneros. Son unos de los pilares de la gastronomía árabe, muy dada a degustar frutas desecadas y usarlas para acompañar el tradicional té, las carnes o para producir dulces. Actualmente, hay numerosas variedades, siendo la más apreciada la tunecina deglet nour, originaria de los oasis de esta nación norteafricana, característica por su intensa dulzura y su color dorado. Diversos estudios nos permiten conocer sus muchas propiedades, entendiendo la veneración que sienten los árabes por esta fruta de carne suave y sabor intenso.

¿Qué nos aportan los dátiles? Hay que resaltar que con una producción ecológica se logra no solo proteger sus cualidades, sino potenciarlas. Es una gran reserva de minerales, como el potasio, hierro, calcio y fósforo que contribuyen al buen funcionamiento del organismo. Aporta otros minerales más difíciles de encontrar como el magnesio o el zinc. Ayuda a la recuperación de los músculos, huesos y dientes y es un gran aliado del sistema nervioso. Aporta también vitaminas como la E que evita el envejecimiento de las células y vitamina C, que ayuda a las defensas del organismo frente a virus o infecciones. Es también una fuente de fibra, depurando el sistema digestivo y contribuyendo a que funcione correctamente, evitando el estreñimiento. Una de sus virtudes más importantes es que aporta energía y calorías, siendo un dinamizador de la actividad cerebral, potenciando la memoria y se suele recomendar para actividades físicas. Además, contiene abundancia de antioxidantes que evitan el envejecimiento de nuestro templo físico. Gracias a todas estas aportaciones, el dátil es no solo delicioso y versátil sino un aliado imprescindible de nuestra salud.

EN EBOOK - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...