Jade, verdor de las divinidades

0 1.171

El jade es uno de los hijos pródigos de la Humanidad, venerada desde que el ser humano empezó a aventurarse en las minas. ¿Cómo es esta preciada gema? ¿por qué es tan valiosa? Ya desde la Antigüedad, ha sido un símbolo de conexión con el mundo etéreo, del poder y sobre todo de la curación. Con ella se han fabricado todo tipo de objetos, desde joyas hasta armas. Adentrémonos en la fascinante historia de estas gemas de intensos colores.

Máscara de jade olmeca

En medio de las selvas de Guatemala, se encuentra el valle de Motagua. En este lugar se localiza uno de los pocos grandes yacimientos del mundo de jade, explotado desde la época de los mayas y aztecas. Se trataba de un punto estratégico, ambicionado por muchos pueblos de la región, protegido con defensas militares y baluartes, sembrado de restos de lo que fueron pueblos mineros que explotaban las minas y transportaban las preciadas gemas a las grandes urbes mesoamericanas. Todo esto nos muestra la gran importancia que tuvo el jade para las culturas precolombinas y otras civilizaciones del mundo. En Centroamérica era sumamente valiosa, más que el oro, considerada una gema divina, que representaba poder, curación y misticismo. Los mayas la llamaban la «Piedra de la Creación», empleada para fabricar joyas, amuletos, máscaras o incluso armas, ya que era un símbolo de buenos presagios y de protección. En el Imperio Azteca era incluso empleada para curar afecciones, sobre todo de los riñones o los dolores de cadera. Su color verde era vinculado a los verdes maizales, la abundancia y prosperidad.

Al otro lado del mundo, la cultura china también sentía predilección por esta gema, pero más que las variedades verdosas, por las blancas, a la que denominan «grasa de cordero» que pulida adopta una apariencia algodonosa. El jade era considerada una piedra mágica, con propiedades innumerables, símbolo de la perfección para el confucionismo y del maestro supremo para los budistas. Con ella se fabricaban todo tipo de objetos, desde artículos de uso cotidiano para la aristocracia, joyas, relieves, altares para las divinidades o incluso trajes mortuorios para los monarcas. En esta cultura, el jade recibe el nombre de «Yu» que significa tesoro, siempre ha estado vinculado a la inmortalidad, la naturaleza del alma, la buena fortuna y sobre todo a los ciclos cambiantes de la vida. Además, creían que poseía propiedades mágicas, por ello los misteriosos alquimistas chinos ya las empleaban para combinar en sus mezclas y fabricar pócimas, remedios o amuletos. La talla del jade era uno de los trabajos mas prestigiosos del Imperio del Medio, y alcanzó gran desarrollo, con delicadas figuras estilizadas y estatuillas, complejos arabescos y todo tipo de refinados objetos. Incluso, se la relacionaba con la música, ya que uno de los instrumentos de la música culta, el bianquing, estaba fabricado con esta piedra.

Todo esto nos muestra le veneración y el apasionamiento del ser humano por este mineral. Pero ¿cómo es el jade? Se trata de una piedra que adopta muchos colores, desde el característico verde intenso hasta el blanco, negro, azul o incluso naranja. En Guatemala se han encontrado variedades sorprendentes como el llamado arco iris o el salpicado de dorado. El jade tiene dos variedades, la nefrita, procedente de Asia, y la jadeíta, de América. Pero más allá de sus intensos colores y su escasez que la hace tan valiosa, hay que señalar también su dureza y resistencia, junto con su brillo que puede ser muy intenso al ser pulida. Además de sus propiedades físicas, el jade tiene también muchas aplicaciones en gemología, utilizada como calmante, armonizador y para luchar contra todo tipo de afecciones, algo heredado de las culturas mesoamericanas o de China, donde hasta hoy en día se la emplea como remedio natural. Es considerado un puente hacia el mundo etéreo y las divinidades, un accionador de la consciencia que nos permite acceder a otras realidades. Todo esto convierte al jade en una gema única, un gran regalo del mundo mineral para el ser humano.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...