Los pilares del mundo

Montañas sagradas

0 1.284

¿Por qué el hombre se ha sentido siempre atraído por las cordilleras y altas cumbres? El poder de la Naturaleza parece alcanzar su culmen en las montañas esculpidas a lo largo de milenios por las fuerzas del planeta. Hoy viajamos hasta el Himalaya para conocer algunos ejemplos de esta veneración ancestral hacia los picos nevados, lugar donde se entremezclan mitos, leyendas, dioses y héroes. ¿Cuáles son las montañas más sagradas de esta cordillera?

El ser humano siempre se ha visto atraído por las montañas y su particular magnetismo, vinculándolo siempre a seres divinos y lugares sagrados. En cualquier parte del globo, las cumbres nevadas y cubiertas de nubes son sinónimo de dioses o monstruos mitológicos, considerados puntos de conexión con el mundo etéreo y el cosmos. Hay muchos ejemplos a lo largo del mundo, desde el Olimpo griego hasta el Aconcagua andino, desde el Fuji Yama japonés hasta el Kilimajaro de Kenia, todas cumbres sagradas, veneradas desde hace milenios por las comunidades humanas que se asentaron en sus cercanías. Muchas religiones y antiguos cultos tienen a las montañas como punto de origen del mundo, la llamada colina primigenia de donde surgen todas las cosas, imitada en la arquitectura en zigurats o pirámides. Y es que las montañas, como si fueran antenas de la Naturaleza, nos invitan a mirar hacia los cielos y vincularnos a la energía cósmica, sobre todo la de la raza cósmica de los apunianos. Como nos explica Anael en su libro «Descubre tu Origen Estelar» (Ed. Kier, 2019) los apunianos mantienen una estrecha vinculación a las grandes cordilleras, depositarios de la sabiduría ancestral y guardianes de este saber.

Con la excusa de visitar estas cumbres sagradas viajamos hasta uno de los lugares más abundantes en este tipo de hitos: la infinita cordillera del Himalaya, que recorre el interior de Asia, desde sus llanuras centrales hasta las selvas de Indochina. Entre los incontables picos y gigantescas montañas no podemos evitar hacer referencia al Everest, conocido en la región como Madre del Universo o Frente del Cielo. Más allá de su fama como pico más alto del mundo, el Chomolungma, esta envuelto en diversos mitos y leyendas, como el que hace referencia a un santón budista del siglo IX, llamado Padmasambhava  . Este maestro tuvo una vida llena de hazañas en la que luchó con monstruos, divinidades ofendidas y personas con demasiado poder, pero fue sobre todo creador de una rama del budismo, así como escritor de varias obras claves para la tradición tibetana. Además, se dice que gracias a su profunda sabiduría y su estrecha vinculación con Buda, logró superar el ciclo de vida y muerte, por lo que sigue habitando en una de las laderas del Everest. En esta montaña también habita una antigua diosa budista, de quien se dice que recibe a todos sus visitantes amablemente en su palacio de las nieves, aunque lleguen sin avisar.

En esa región del mundo también se encuentra el monte Kailash, con 6600 metros de altitud, pico sagrado para nada menos que 4 religiones (budismo, hinduismo, jainismo y el animismo tibetano) y considerada la montaña más venerada de toda Asia. Su nombre que quiere decir «joya de nieve» haciendo referencia a su extraña forma, como un paredón encajado entre las cumbres del Himalaya. En esta montaña nacen 4 cursos de agua, los míticos 4 ríos del mundo para la tradición religiosa, situada además entre 7 cordilleras, el número mágico que referencia a la flor de loto. En esta elevación, se mezclan mitos y leyendas, por ejemplo para el hinduismo es hogar de Shiva, el dios de la destrucción cíclica, y la montaña constituye el pilar del mundo. Para el budismo, fue escenario de una mítica lucha entre poderosos magos, así como hogar de un santón. Para el animismo tibetano o Bön, el culto anterior al budismo, fue en este lugar donde apareció el fundador de su religión, llegado desde los cielos. Todo ello, nos muestra la profunda veneración de los pueblos de la región a estas omnipotentes cumbres, como también nos muestra la tradición de Shamballah, la imaginaria ciudad perfecta para el budismo, el modelo de paz, compasión y sabiduría que todos buscan. O Shangri La, un mítico y novelístico valle del Himalaya cuyos habitantes descubrieron el secreto de la felicidad y la vida longeva. Las montañas nevadas y su influjo siguen presentes en muchas tradiciones, vínculo al cosmos y el cielo de lo divino.

EN PDF - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...