El talento de Highsmith

Literatura universal

0 786

En breve se cumplirán 100 años del nacimiento de una de las grandes escritoras del siglo XX, Patricia Highsmith. ¿Qué sabemos de su intensa vida? Su escritura la hizo célebre y sus libros llegaron al cine, inmortalizando para siempre sus historias, entre ellas la del famoso «El Talento de Mr Ripley». Candidata al premio Nobel de Literatura, sus personajes únicos junto con su narrativa cruda y atrapante siguen atrayendo a lectores y admiradores.

La vida de Highsmith tiene muchos puntos en común con su escritura, llena de luces y sombras de una persona siempre perseguida por sus fantasmas, obsesiones y dificultades. Nacida en Texas en 1921, su madre pronto se divorció y se volvió a casar, trasladándose a vivir a Nueva York. La relación con su madre fue difícil y tormentosa, algo que marcó a fuego a la joven. Estudió en una escuela femenina y pronto comenzó a interesarse por la escritura, escribiendo pequeños cuentos y luego sus primeras novelas, además de miles de diarios y anotaciones, siendo una escritora compulsiva, su forma de canalizar sus sentimientos y pensamientos. En plenos años 50, cuando las mujeres estudiaban de forma muy minoritaria y segregada, se graduó en letras y empezó a trabajar en una editorial. Poco sociable y con el estigma de una homosexualidad que se veía incapaz de reconocer, mantuvo una vida solitaria que le permitió volcarse totalmente a la escritura. En 1950 la publicación de «Extraños en un tren» marcó su carrera, ya que el afamado director Alfred Hitchcock le compró los derechos y la llevó al cine con gran éxito, empezando a ser conocida y logrando un buen pasar económico.

Highsmith se convirtió en la gran impulsora del género de la novela negra de su época, influenciada por el inmortal Arthur Conan Doyle. Siempre se interesó por la mente y sus recovecos, la inestabilidad psíquica, las obsesiones y lo macabro, algo que desarrolló desde muy joven con los libros que leía. ¿Porqué son tan atrapantes sus obras? Los complejos personajes se mueven entre las sombras, siempre atenazados por sus oscuridades y una latente pulsión de peligro, disfrazada de mil caras. Farsantes, asesinos, psicópatas, perdedores o inadaptados suelen ser los protagonistas de sus fascinantes libros, todos marcados por sus dificultades personales pero que son tratados por la autora de forma tan magistral que el lector es capaz de verse reflejado en ellos o incluso llegar a apreciarlos. Highsmith nos descubre que incluso en la oscuridad más profunda hay luz. La autora es capaz de crear escenarios con simples pinceladas, en los que no hay sentimentalismo, hay sólo un materialismo puro en los que la acción queda subestimada frente al pensamiento o algún plan maquiavélico. El tema de la muerte es tocado de forma diáfana, sin sentimentalismo y rebestida de una fría naturalidad, una visión que muchos tacharon de amoral pero que es una de las grandes maestrías de la autora, convirtiéndolo en un asunto casi menor.

Adaptación del Talento de Mr Ripley en la película de 1999

Entre sus grandes obras podemos mencionar «El Diario de Edith», en el que una mujer atenazada por sus problemas familiares escribe un diario en el que altera los hechos creando una falsa imagen perfecta. «Carol», recientemente llevada al cine, una novela homosexual que en un principio publicó usando un nombre falso para evitar la censura. Y por supuesto, la magistral «El Talento de Mr Ripley» por la cual recibió varios premios y que es considerada su obra cumbre. En ella un don nadie es contratado por el padre de un joven rico y malcriado para que lo traiga de vuelta de Italia. A lo largo de esta obra maestra, el protagonista inicia un sendero oscuro sin fondo donde el engaño, la obsesión, la suplantación de la identidad y la muerte se hacen constantes, pero siempre revestido de las razones del personaje para sus actos y de un ambiente refinado y snob que parece capaz de ocultarlo todo. Highsmith fue una de las grandes escritoras del siglo XX, creando un universo atrapante de historias que discurren entre la luz y las oscuras obsesiones. Desencarnó a la edad de 74 años en Suiza, adonde había ido a vivir alejándose de la estricta moralidad de EEUU. Una autora imperdible para todo aquel que disfrute con las buenas historias y el suspense narrativo.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...