Mares bajo tierra

Ciencia sorprendente

0 1.231

Un reciente hallazgo nos descubre que el interior del lejano y considerado «inerte» Plutón podría alojar un océano subterráneo. ¿Cómo se descubrió? ¿Cómo cambia este descubrimiento nuestra concepción de nuestro Sistema Solar? ¿Hay otros océanos bajo los suelos de los planetas? Este estudio nos vuelve a demostrar la realidad tan compleja y variada de los mundos intraterrenos, algo que ya se viene hace tiempo divulgando desde Origen Estelar.

En su inmortal obra «Viaje al Centro de la Tierra» el genial escritor Julio Verne afirma “No hay nada que embriague tanto como la atracción del abismo”. El interior de los planetas es mucho más que una larga acumulación de rocas, metales y gases a altas temperaturas como se suele creer y en estos últimos años se están dando muchos pasos para desvelar que hay en el interior de la Tierra y otras esferas celestes. Y en muchos casos se descubre que bajo las rocas se esconden grandes masas de agua. Ya en 2014 se descubrió que si descendiéramos por la corteza encontraríamos el triple de agua que sobre ella, dato obtenido gracias a la composición de un diamante extraño y procedente del interior de la tierra, la rinwoodita. Lo cierto es que según la ciencia, esta agua está alojada en las rocas, descompuesta en sus moléculas, no en estado líquido. Pero, ¿qué ocurre más allá de nuestro planeta, en el resto del Sistema Solar? Las lunas de Enceládo, Ganimedes, Europa y Titán poseen grandes masas líquidas bajo la superficie, que se mantienen en ese estado gracias al influjo de la gravedad de los planetas que orbitan, Jupiter y Saturno.

Más allá de los gigantes gaseosos del Sistema Solar, los planetas se vuelven fríos y sus condiciones extremas hacen que sea imposible esta circunstancia. O al menos eso nos dice la lógica. Pero, nuevamente, se nos demuestra que suponer es algo inconcebible en el cosmos. Hace unos pocos días se informó del hallazgo de un inmenso mar subterráneo nada menos que en Plutón, tan lejano de la luz solar que tarda más de 200 años en dar una vuelta completa en torno al Sol. Este antiguo y erosionado mundo rocoso esconde en su interior un océano complejo y además rico en componentes orgánicos. La pista llegó cuando la sonda New Horizons pasó junto a Plutón y pudo tomar fotografías de gran precisión de su superficie. Los científicos descubrieron con sorpresa que había gran cantidad de hielo rojizo en los suelos plutonianos, lo que demuestra la presencia de géiseres que lanzaban chorros de agua del interior de la superficie. Analizando las longitudes de onda de la luz reflejada en la superficie del lejano planeta, hallaron rastros de amoníaco, lo que nos habla de una masa líquida con compuestos orgánicos donde la vida es una gran posibilidad. Se cree que este océano interior, podría llegar hasta los 150 km de profundidad y rodear por completo el núcleo, teniendo una antigüedad de unos 4000 millones de años, habiendo surgido casi con el planeta.

Descubrir en qué estado se encuentra este mar escondido y cómo fue su origen es ahora la respuesta que se busca. Pero, lo cierto es que este descubrimiento cambia por completo no solo la concepción sobre los lejanos mundos de los confines del Sistema Solar y el Cinturón de Kuiper, sino también sobre el interior de los planetas. Anael de Origen Estelar ya nos explicaba en sus numerosos libros, donde habla del origen cósmico de la Humanidad, que la mayoría de las razas cósmicas habitan en el ámbito intraterreno. Sólo aquellas razas en evolución como la nuestra son las que viven sobre la superficie, recibiendo el influjo solar y cósmico, protegidas por la atmósfera. El propio origen del proyecto del Ser Humano estuvo en las entrañas de la Tierra, donde tuvo su nacimiento bajo la batuta de las 32 razas estelares más avanzadas del Universo, siendo ascendido a la superficie posteriormente. La autora española también nos habla de los mundos intraterrenos, donde habitan multitud de civilizaciones y razas, en un trabajo conjunto de sustentación de nuestra esfera celeste. Aunque aún no las hemos descubierto, siempre que queramos podemos acceder a ellas y a su sabiduría, empleando la intuición y la imaginación, los ojos del alma. Por todo ello, más que rocas y calores infernales, el núcleo planetario guardiana también vida y otras realidades.

 

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...