Equinácea ¿por qué es importante tomarla?

Plantas saludables

0 982

La ciencia se centra exclusivamente en descubrir nuevos fármacos o vacunas frente a las amenazas actuales. Pero, no debemos olvidarnos de todos los beneficios para potenciar nuestras defensas que nos ofrecen diferentes plantas. Es el caso de la poco conocida equinácea, cada vez más estudiada y recomendada por sus excelentes propiedades para nuestro templo físico, siendo un gran antibacteriano y un aliado imprescindible frente a afecciones respiratorias.

Las equináceas son una amplia familia de plantas, originarias del oriente de Norteamérica y su nombre proviene del vocablo latino echino, espino, por el centro espinoso de las flores. Se trata de arbustos bajos que no superan los 2 metros, con flores de un intenso color violeta o rosado que adoptan curiosas formas cónicas, lo que ha hecho que también se la conozca como flor cono. Es una planta resistente, que se adapta fácilmente a diversos suelos y climas, tanto húmedos como secos. Los alces las consumen de forma natural cuando están enfermos o heridos, algo que los indígenas de las tribus norteamericanas descubrieron y empezaron a emplear para curar diversas afecciones. Son consideradas por los cheyenne o los kiowa como un remedio universal y fueron descubiertas por los colonos en el siglo XIX. Pronto se convirtió en la preparación natural más usada en EEUU, gracias a diversos estudios que desde 1920 fueron demostrando sus muchas virtudes. Actualmente se emplean sus raíces, hojas secas y flores, siendo también vendida en cápsulas.

¿Que nos aporta la equinácea? Una de sus grandes ventajas está en el hecho de que potencia el sistema inmunológico, impulsando la fabricación de glóbulos blancos, lo que nos ayuda a evitar contagios y defender nuestro organismo. Por ello, se utiliza para protegernos de cualquier infección, desde la sífilis a la malaria o la difteria. Es antibacteriano, depurando el organismo y eliminando elementos nocivos, siendo muy usado para combatir afecciones respiratorias como gripes y resfriados o incluso reduciendo la fiebre. Es un gran antioxidante, ayudando a mantener en buen estado nuestros órganos y evitando su envejecimiento. Es una planta con propiedades antiinflamatorias, además de ayudar a regenerar la piel y acelerar la cicatrización, curando heridas, forúnculos o quemaduras. Se emplea para fortalecer el sistema circulatorio, limpiar el sistema urinario o el digestivo y algunos estudios han apuntado a que incluso puede ayudar frente al cáncer. Como todas las demás, la equinácea debe consumirse bajo estricto control médico. Por todo ello, es importante no olvidarnos de los beneficios de esta auténtica botica vegetal y consumirla frecuentemente.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...