Plata, vibración sagrada

La Plata Coloidal

0 1.487

Antiguamente se le atribuía su belleza y creación a la Luna, así como el oro era creación del Sol. Pero
antes de que este mineral misterioso fuera destinado a forjar espadas para las guerras o a ser moneda de cambio, la plata fue utilizada en la era Atlante de diversas formas, por ejemplo, en sus construcciones (al igual que el oro), o en los utensilios de la alacena (como cubiertos, platos, jarras, cuencos) así como, en depósitos enormes donde guardaban el agua que una vez tomada les regeneraba por completo. Los Atlantes heredaron toda ésta sabiduría de sus ancestros los Murianos (lemurianos), quienes utilizaban esta aleación sagrada como vehículo para reprogramar sus células. Para ello, escogieron lugares estratégicos donde la tierra y el cielo tenían una comunicación precisa entre ellos, es decir, donde las estrellas Sirio A, B y C reflejaban su irradiación en el entorno. Allí celebraban ceremonias sin igual, en urnas de plata del mayor nivel de pureza; colocaban al Ser acompañado de los sonidos subliminales entonados por los sacerdotes murianos, cánticos sagrados cuya frecuencia activaban la luminosidad de las paredes plateadas del sarcófago el cual se convertía en un espejo cósmico para la autosanación del paciente. 

Toda esta sabiduría milenaria fue transmitida a los Atlantes, que con el  correr de los tiempos se convirtió en la sabiduría hermética que llega hasta nuestros días.  Disciplinas como la Medicina Tradicional China o la Medicina Ayurvédica conocen las virtudes de la plata como remedio para tratar o prevenir infecciones y como rejuvenecedor para pacientes muy debilitados. Los griegos y los romanos utilizaban cuencos de plata para beber agua; Heródoto de Halicarnaso historiador y geógrafo griego (484 – 425 a. C) contaba como el soberano persa Ciro solía llevar recipientes de plata con agua hervida para alejar los microbios y conservarla mejor. También fue esta una costumbre de Alejandro Magno que entre los cargamentos de sus míticas expediciones no podían faltar las vasijas de este metal tan preciado. En muchos pueblos antiguos era tradición guardar la leche dentro de botellas de cristal donde introducían una moneda de plata para conservarla mejor. Una vez que fueron introducidos los antibióticos, en 1940, el empleo de la plata disminuyó hasta casi desaparecer. Pero en los últimos años, este ancestral conocimiento volvió a resurgir de entre las profundidades de nuestras memorias. 

Hoy les quiero hablar sobre la Plata Coloidal. ¿Qué es? Básicamente plata y agua (vida + vida). La plata es un metal precioso, cuya vibración y frecuencia planetaria ha estado con nosotros desde antes de aparecer nuestra raza. Es el más blando de todos los metales y contiene una mayor conductividad térmica y eléctrica. Químicamente, tiene número atómico 47, es decir, 47 protones en su núcleo y está situado en el grupo 11 de la tabla periódica de los elementos. Su símbolo Ag proviene del latín argentum, origen del nombre de Argentina, de la palabra argumento, o argentífero (que contiene dicho metal). Es el mejor antibiótico natural que podamos tener, el mayor germicida natural, capaz de aniquilar a más de 650 especies de microbios patógenos en minutos, sin efectos secundarios. Además, ayuda a eliminar células tumorales, sanar heridas, quemaduras o irritaciones. Norberto Alfredo Pérez asegura que la plata coloidal inactiva las enzimas de las bacterias, hongos, virus, levaduras y otros microorganismos; es decir, consigue inutilizar el pulmón químico de dichos parásitos y de sus formas pleomórficas o mutantes, así como, eliminarlas incluso en su etapa de huevos. La plata desestabiliza la estructura de las membranas celulares de las bacterias, lo cual las hace más porosas, y permite (y el antibiótico, si se utilizan en combinación) entrar en la célula bacteriana y destruirla.

«En los últimos años, varios estudios han demostrado que la plata es uno de los agentes más efectivos para combatir las superbacterias resistentes a los antibióticos» dice el Dr. Joseph Mercola. Y prosigue «un estudio realizado en el 2010 descubrió que la plata coloidal destruyó eficazmente a los estafilococos resistentes a los medicamentos como E. coli, Salmonella y Pseudomonas aregnosa, el último de los cuales ocurre normalmente en los hospitales y en las personas con sistemas inmunológicos debilitados. Incluso, los investigadores han encontrado que el uso de nanopartículas de plata en el envasado de alimentos puede ayudar a prevenir la proliferación de agentes patógenos transmitidos a través de los alimentos, tales como la listeria.» Hoy en día estamos viviendo momentos de transformación muy importantes. Como sociedad los cimientos se están tambaleando, así como, nuestras formas de pensar, de sentir y por ende de vivir también. Todo lo que sucede alrededor se puede llegar a razonar de múltiples formas. Podemos suponer de todo, de hecho cada conversación que escuchamos o que tenemos con nuestros entornos son muy diferentes.

Un día opinamos que todo es un experimento social, que es una guerra entre farmacéuticas, o entre gobiernos; otro, que nos quieren llevar hacia una moneda global, que está todo manipulado para crear una antivacuna y ponernos un chip, que es el propio planeta quien nos ve como un virus, etc… Probablemente jamás sepamos la verdad, pero poco importa, pues es el momento de ocuparnos de nosotros y de cuidarnos entre nosotros también. Nuestra alimentación es la mejor medicina y ésta no se encuentra en los supermercados, sino en la naturaleza; así como los pensamientos constructivos y las emociones de calma nos darán la armonía necesaria para combatir cualquier agente externo en desequilibrio. Hagamos que todo esto que estamos viviendo sea una oportunidad para transformarnos en una Humanidad más conectada, que volvamos a recuperar la curiosidad, el aprendizaje; pero sobre todo que nos miremos, que seamos sensatos con nosotros y con el planeta, que seamos el reflejo del manto que nos cubre, el universo. Quizás, es una oportunidad para ir en el camino de aquellos sueños que un día tuvimos.

En Amor, Anael

EN PDF - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...