Es el momento de cuidarnos

Editorial

0 1.242

Todo lo que la vida nos brinda son oportunidades para reflexionar. Ahora es un buen momento para hacernos muchas preguntas que no siempre nos hacemos: ¿me cuido?, ¿me escucho?, ¿creo en mi?

Cuando hablo del cuidado, me refiero a nuestra nutrición tanto alimentaria como energética, tanto emocional como mental. Científicamente está comprobado que el 80 % de aquello en lo que enfocamos, es decir, aquello que escuchamos y vemos, el cerebro lo toma como real. Si solo nos enfocamos en la alerta mundial, en los medios que infunden pánico; si nos concentramos todo el día con el mismo monotema cual huésped invitado en nuestra casa, en nuestra comida o en nuestras conversaciones, nuestro cerebro dispara la alerta a todo nuestro organismo, una alerta de guerra. En cambio, podemos ocuparnos de armonizar nuestro sistema inmune, de equilibrar nuestras emociones, de hacer lo que siempre deberíamos de haber hecho como raza humana y como seres conscientes: higiene, medicalimentos esenciales en nuestra vida (como el ajo, la cebolla, infusiones de hierbas como el tomillo, llantén, equinácea) beber abundante agua; tener pensamientos constructivos y no dejarnos llevar por oleadas de pensamientos difusos o confusos. Es por ello, que es tiempo de discernimiento, pero también llegó el momento de cuidarnos.

Cuando hablo de escucharnos, me refiero a sentirnos, a conectar con nuestra esencia, a darnos la oportunidad de dedicar tiempo a nuestra biología, a nuestros pensamientos y a nuestra espiritualidad. Escucharnos es vital, es necesario, porque no solo de la razón está hecho el humano, sino de algo mucho más sutil y profundo, como es la sensación de sentirnos vivos, de ser, de poder decidir, de poder dirigir nuestros pensamientos y emociones hacia una conexión mayor con la armonía del universo.

Cuando hablo de creer en nosotros, simplifico en una frase algo tan primordial como saber que es ahí, en nosotros, donde todo nace, donde todo se forma. Sin ello, la geometría sagrada que habitas deja de emitir su luz, porque tu eres el eje de todo. 

Cuídate, escúchate y cree en ti. 

En Amor, Anael

EN EBOOK - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...