El Señor de la Fantasía

¿Ciencia Ficción o Mundos que existen?

0 1.300

Homenajeamos a Tolkien, escritor del Señor de los Anillos, y de su hijo Christopher, que acaba de desencarnar, siempre impulsor de la narrativa de su padre.

Las obras de la mente iluminada de este profeta de otros mundos marcaron un antes y después en la literatura del siglo XX. Nacido en Sudáfrica, J.R.R. Tolkien pasó la mayor parte de su vida en Gran Bretaña, aunque su existencia se vio trastocada por las experiencias que tuvo que transitar durante su participación en la terrible Gran Guerra (1914-1918). Lo que para la mayoría fue motivo de devastación espiritual y mental, esta vivencia llevó a Tolkien a imaginar un mundo fantástico donde pudo abstraerse. En este orbe paralelo también unos personajes eran llevados por su destino a enfrentar la oscuridad y luchar contra sus miedos por el bien de algo muy lejano.

Al retornar de la conflagración que devastó Europa, el joven Tolkien comenzó a transcribir sus anotaciones. Filólogo, se interesó por el nacimiento de la lengua inglesa, el folclore y las épocas medievales, en las que florecían los mitos y leyendas. Y partiendo de una creatividad inagotable comenzó a desarrollar su propia mitología, leyendas e historias de un mundo imaginario: la Tierra Media. Y así, a mediados del siglo pasado, desarrolló tres novelas magistrales de inmensa profundidad y dedicación: La Comunidad del Anillo, Las Dos Torres y el Retorno del Rey. Junto a estos tres pilares de la rica cosmogonía de la Tierra Media, desarrolló otras muchas obras que fueron desplegando ante nuestros ojos la profundidad insondable de la mente de este genio de las letras, como el Silmarillion o El Hobbit. A su muerte, su hijo y albacea Cristopher Tolkien impidió que sus escritos quedaran olvidados en algún estante y fueron publicados con un gran éxito, ejerciendo él mismo como editor. 

Estos tres libros son la piedra basal de la literatura fantástica de todos los tiempos. En ellos aparecen los grandes personajes de toda novela de este género: el héroe obligado contra su voluntad a una misión por el triunfo del bien y a enfrentarse a sus fantasmas; los amigos fieles, compañeros inseparables, auténtico sostén cuando todo parece fallar; la sabiduría del mago anciano y de la magia ancestral; la búsqueda del objeto numinoso, promesa de victoria frente a la oscuridad,… El autor crea todo un mundo nuevo, haciendo gala de una capacidad imaginativa muy vasta, el espacio es un personaje más, con una importancia fundamental. Desde plantas y animales hasta los propios personajes, culturas, costumbres, todo un ecosistema fantástico que resulta creíble, de gran profundidad y totalmente engrasado. Bosques mágicos, montañas nubosas, cuevas misteriosas,… Tolkien nos coloca en un espacio que gracias a sus ricas descripciones podemos ver, oler, sentir y que se va abriendo ante los ojos maravillados del lector. El autor nos hace viajar y soñar despiertos.

Y las enseñanzas de estos libros siempre están vigentes. La codicia, ese peligro siempre latente del ansia de poder que corrompe a las personas de todo tipo; la valentía inquebrantable que reside en donde menos lo esperamos; se hace una gran reivindicación de la humildad frente al orgullo y la importancia del perdón. Tolkien nos recuerda la importancia de la luz frente a la oscuridad de cualquier época. Sin duda, en estos libros hay un gran homenaje a sus amigos de la juventud, sus compañeros de viaje, un monumento al compañerismo y a la importancia de la amistad. Se reivindica la importancia de ese camino de vida que todos recorremos, saliendo del confort para enfrentarnos a nuestras oscuridades. También nos habla del poder ilimitado de la mente, de la imaginación, de ese mundo al que todos nos gusta escapar de vez en cuando, de lo hermoso que tiene lo onírico,… De nuestras Tierras Medias personales, nuestro santuario que no es otro que nuestro mundo interior.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...