Estrella de Belén ¿existió realmente?

Navidades

0 696

En todos los arboles de Navidad esta presente la estrella, un bello símbolo de luz y del cosmos. Pero, ¿cuál es el origen de la famosa Estrella de Belén? Diversos estudios han intentado explicar cómo una estrella pudo guiar a los Reyes Magos hasta Cristo recién nacido. Una muestra más de la infaltable influencia del cosmos, también presente en las celebraciones de la Natividad.

En el año 1301, el pintor italiano Giotto pudo observar un acontecimiento astrológico fascinante: el paso del cometa Halley. Impactado por esta visión, el artista utilizó este evento para plasmar en su «Adoración de los Magos» la estrella que guió a los reyes de Oriente. Por ello, en esta célebre obra pictórica aparece en el cielo una estrella fugaz dorada que destaca y atrae la mirada de todo aquel que la mire. Pero, ¿qué sabemos de la famosa Estrella de Belén que señaló la venida del Mesías? Es mencionada en el Evangelio de San Mateo, cuando los Reyes Magos viajan desde Oriente siguiendo una estrella y llegan hasta Herodes, a quien consultan qué dirección tomar. Este reunió a los ancianos y ellos les indicaron a los Reyes la dirección de Belén, y fueron hacia ese destino acompañados siempre por el astro brillante. De esta forma los cielos indicaron la venida de Cristo.

Pero, ¿ocurrió algo en los cielos del año del nacimiento de Jesús de Nazareth? Antes que nada debemos localizar este año y mes, ya que la Biblia en ningún momento da una fecha para este evento. Fue el abad Dionisio el Exiguo quien siglos después fijó una fecha para la Natividad, pero sus cálculos fueron erróneos y la cifra del 25 de diciembre se estableció imitando otras festividades anteriores, como la del Sol Invicto romana. De esta forma se lograba cristianizar de una forma más sencilla y menos traumática para los habitantes de entonces, a la vez que se demolía la antigua ritualidad de forma muy efectiva, algo que mucho después se empleó en América con los pueblos conquistados. Pero, teniendo cuenta diversos aspectos aparecidos en las Escrituras, se cree que el Nacimiento pudo tener lugar realmente entre julio o septiembre. Además, los especialistas consideran que teniendo en cuenta los fallos en las cuentas de Dionisio, Jesús nació 6 años antes de lo establecido.

Una vez que hemos fijado que la Natividad tuvo lugar entre julio y septiembre del 6 antes de Cristo, podemos observar que ocurrió en esos tiempos en los cielos. Astrónomos persas observaron la conjunción de Júpiter y la estrella Regulus justo por esos años, e incluso interpretaron estos astros afirmando que un rey (Júpiter) habia nacido en Judea, tierra de judíos (Regulus). En China, los observadores celestes anotaron con asombro en sus libros la aparición de una fuente de luz, lo que ahora sabemos que es una supernova o implosión de una estrella. Otra teoría afirma que fue el mismo cometa Halley que observó Giotto en Italia en el 1054 el que atravesó los cielos de entonces, en su regular aparición cada 75-79 años.  Alfa Centauri también pudo tener algo que ver, ya que en ese entonces podía ser vista a simple vista y apuntaba hacia el sur, lo que podría haber guiado a los Magos hacia Belén, situada al Sur de Jerusalén.

Sea como sea, la Estrella de Belén es un elemento infaltable en la tradición navideña. El origen de la estrella de 5 puntas colocamos como decoración está en las islas Filipinas, donde ya desde hace largo tiempo se ponen antorchas con 5 puntas que iluminan las entradas de las casas. Solemos situar a la estrella presidiendo el árbol navideño, como recuerdo de aquel faro que guió a los Reyes Magos, sin darnos cuenta que estamos colocando en nuestros hogares una replica del Sistema Solar. El árbol navideño no es otro que el árbol de la vida, una metáfora utilizada en la antigüedad para explicar el Universo, según la cual todos los planetas (los adornos o bolas decorativas) penden de las ramas de un gigantesco fresno sagrado, en cuyo centro estaría nuestro Sol. Por todo ello, aunque no nos demos cuenta, nuestras Navidades tienen una gran influencia estelar, presente en muchos y variados detalles, más allá de brindis y regalos.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...