Las famosas stavkirke escandinavas

Arquitectura sorprendente

0 732

Una de las postales más bellas de Noruega son sus famosas y enigmáticas iglesias de madera medievales. Estas construcciones nos hablan de la llegada del Cristianismo a los reinos de los feroces vikingos, que asolaron la Europa del Medioevo. Aunque muchas se han perdido por el paso del tiempo y la fragilidad de los materiales, todavía hay numerosas de ellas que son muy visitadas. ¿Cual es el origen de estos auténticos monumentos?

En el año 789 un monasterio de la costa inglesa fue saqueado por gentes extrañas y aguerridas que llegaban en grandes barcos desde el Norte. Es el principio de una época turbulenta para la Europa medieval, las invasiones vikingas devastaron las costas y los reinos, desatando guerras que aterrorizaron a las cortes europeas. Estas gentes procedían de lo que hoy es Noruega, Suecia y Dinamarca, formando un torrente migratorio que se extendió por las costas atlánticas e incluso al Mediterráneo, África o Norteamérica. Su maestría en la guerra y como marineros sigue sorprendiendo y fascinando.

Casi al mismo tiempo, el Cristianismo empieza a abrirse camino entre estos aguerridos pueblos, comenzando por el reino danés, para luego entrar en Suecia y Noruega. Misioneros abrieron pequeñas iglesias, bautizaron a los soberanos vikingos y poco a poco fueron extendiendo la fe cristiana, impulsada por rumores de milagros o la destrucción de estatuas paganas. Sin embargo, en esta primera etapa se produce una simbiosis entre la nueva religión y las creencias nórdicas y su mitología, entremezclando símbolos y festividades. Un ejemplo de ello es la asimilación del Martillo del dios Thor en la cruz de Cristo o las runas en las nuevas iglesias.

Stavkirke de Borgund

Fruto de esta mezcla cultural, fueron las famosas iglesias de madera escandinavas, llamadas stavkirke. Se trata de bellas construcciones erigidas con todo el arte de los maestros constructores de aquellos tiempos. El hecho de que fueran construidas en el material más común de entonces (madera de pino o encino principalmente) las ha hecho muy frágiles y la mayoría se han perdido por incendios o el pudrimiento de las vigas. Se conservan solo en Noruega, Suecia y Polonia, unas 30 construcciones originales, aunque muchas han sido reconstruidas. Estos edificios sufrieron una evolución, desde sencillas iglesias de una sola estancia a auténticas catedrales con altos techos que se superponen en una escalera hacia el cielo.

Estas construcciones descollan por su fascinante arte, con columnas talladas, puertas decoradas con rizos y figuras de animales y monstruos, triforios y techumbres empinadas. Algunas resguardan pinturas medievales de valor incalculable, con escenas bíblicas muy coloridas y que nos muestran el arte de aquellos antiguos maestros, que muchas veces debían pintar en la casi completa oscuridad. En estas construcciones además aparecen muestras de esa mezcla cultural, pues son muy comunes que los techos se rematen con figuras de dragones o aparezcan leones vigilando las puertas, procedentes de la tradición vikinga. Una de las iglesias más famosas es la de Borgund que aún resiste desde el siglo XII, en Noruega, convertida en Patrimonio de la Humanidad. Con sus seis techumbres superpuestas, es la mejor conservada y un ejemplo bellísimo de esta arquitectura frágil pero magnífica.

Stavkirke de Hedda
EN PDF - PINCHA LA FOTO

You might also like More from author

Comments

Loading...