Faetón, el desaparecido quinto planeta

Astronomía sorprendente

0 1.238

Diversas teorías apuntan a que en el pasado hubo un quinto planeta entre Marte y Júpiter, un gigante llamado Faetón. ¿Qué fue de este planeta y cuál es su relación con el Cinturón de Asteroides? ¿Por qué algunos lo han relacionado con el misterioso astro que observaban los babilonios y llamaban Nibiru? Aunque la teoría del quinto planeta desaparecido ha sido muy rebatida, diversos descubrimientos desde el 2010 han hecho que vuelva a ser considerada por la Astronomía.

A finales del siglo XVIII los astrónomos reunidos en la ciudad alemana de Gotha aplicaron una ecuación y llegaron a la conclusión de que faltaba un planeta entre Marte y Júpiter. En medio de las discusiones, se decidió buscar este planeta perdido. Ello condujo al descubrimiento de los primeros objetos que forman el Cinturón de Asteroides, una especie de aro situada entre el planeta rojo y Júpiter, donde orbitan miles de fragmentos de roca y meteoritos de diferentes tamaños. Los más cercanos al Sol suelen ser rocosos y sin agua, mientras que los más alejados contienen materiales arcillosos y agua, siendo más oscuros e incluso adoptan colores azulados. Sin embargo, son objetos muy dispersos, en los que es muy difícil que haya colisiones en el caso de viajar por esta región. El objeto más grande es Ceres, cuya gravedad lo ha moldeado de forma casi esférica, teniendo incluso una leve atmósfera y una capa de hielo bajo su corteza. Otros son por ejemplo, Vesta que recibió un impacto de un meteorito cuyos restos llegaron incluso a la Tierra o la pequeña Palas. Con el tiempo se fueron descubriendo nuevos objetos, y algunos incluso pudieron ser estudiados desde sondas, como la sonda Dawn que fotografió en 2015 a Ceres.

Estos grandes meteoros al ser descubiertos abonaron la teoría de que pudieran ser restos de un antiguo planeta desaparecido, el misterioso quinto planeta. Uno de los grandes defensores de esta teoría fue el astrónomo alemán Olbers y tiempo después a este mundo desaparecido se le bautizó con el nombre de Faetón, en honor al desafortunado hijo de Helios, el dios solar de la mitología griega. Aunque también ha sido llamado Astra o Maldek, un misterioso planeta que pudo desaparecer por el efecto destructivo de la gravedad de Júpiter, por el impacto de otro objeto o por una calamidad interna del propio planeta que provocó su implosión. Algunos, como el escritor Sitchin, han propuesto que la divinidad mesopotámica Tiamat estaba vinculada a este mundo desaparecido, y que fue la colisión con otro cuerpo planetario, Nibiru, la que acabó destruyéndola. Incluso, se llegó a asegurar que Ceres o incluso Marte pudieron ser sus lunas. Más allá de estas relaciones históricas, la teoría de un quinto planeta que dio origen al Cinturón de Asteroides ha sido debatida durante muchos años, afirmando que la gravedad de Júpiter habría impedido su formación, pero diversos descubrimientos la han vuelto a poner de relieve.

Ceres, Palas o Vesta son ejemplos de un largo debate que ha sacudido la Astronomía: la categoría de planetas enanos. En el 2006 nació esta denominación en la que para espanto de muchos se incluyó a Plutón, que era estudiado en las escuelas hasta ese momento como el noveno planeta. Los planetas convencionales y los enanos se diferencian en que estos últimos no han limpiado su órbita de otros objetos, condición sin la cual son degradados como le ocurrió a Plutón.  Esta semana a este listado se incluyó un nuevo objeto, ya descubierto en 1849 y que fue bautizado en ese momento con el nombre de la diosa de la higiene y la salud, Higía, situado en el Cinturón de Asteroides y con un color oscuro que hace difícil observarlo. Ahora, gracias al flamante y ultra potente telescopio VLT, este objeto ha podido ser estudiado en profundidad, publicándose en estos días las conclusiones en la revista Nature Astronomy. Se ha descubierto su definitivo diámetro, así como que posee gravedad propia y forma esférica, las otras condiciones necesarias para formar parte de la categoría de planetas enanos. Se trata por lo tanto de la más reciente incorporación al Sistema Solar y el planeta enano más pequeño que se conoce.

Foto tomada de Higía
Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...