Secretos y símbolos de la arquitectura

Curiosidades

0 617

La arquitectura tiene una estrecha relación con las creencias y las tradiciones, algo que se observa en muchos símbolos y elementos curiosos que con el paso de los años pasan desapercibidas. Es el caso de las gárgolas, las cornucopias o los mocárabes, que decoran edificios y que consideramos simples adornos. Pero, lo cierto es que todos ellos cumplen una determinada función y tienen un significado profundo que es interesante conocer. Estas tradiciones llegan hasta nuestros días, con ejemplos tan curiosos como las llamadas ventanas antibruja de Nueva Inglaterra.

Decoración La Alhambra, Granada

Empezamos nuestro recorrido en la arquitectura andalusí, presente en los palacios y mezquitas que se construyeron en los reinos musulmanes de la Península Ibérica en el Medievo. Una de las joyas de esta fastuosa arquitectura es el Palacio de La Alhambra en Granada, decorada con toda la pompa de aquella época: fuentes, azulejos de miles de colores, celosías o columnas talladas. Pero un elemento que destaca entre tanta magnificencia son las bóvedas, de una belleza extraordinaria, con formas estrelladas y decoradas con los llamados mocárabes, elementos colgantes que le dan a los techos formas casi de ensueño (imagen de portada). ¿Cuál es la razón de esta decoración tan compleja y fastuosa? La respuesta está en que para el Islam, las cuevas son sagradas, ya que Mahoma empezó a recibir sus primeras revelaciones de Alá en la cueva de Hira, de la mano del ángel Gabriel. Por ello, la arquitectura musulmana, no sólo la de La Alhambra, siempre busca imitar las cuevas, siendo los mocárabes una representación de las estalactitas colgantes.

Otro ejemplo de elemento constructivo simbólico son las cornucopias. Este objeto mítico es el cuerno de la abundancia, un cuerno de metal mágico del cual emanan sin cesar alimentos u oro, metáfora de la eterna abundancia o de la buena fortuna. El origen de este curioso objeto está en los mitos griegos, precisamente en la infancia de la deidad Zeus cuando fue criado por la cabra Amaltea. El joven dios rompió sin querer el cuerno de la cabra con un rayo, por lo que en recompensa, le concedió a Amaltea un nuevo cuerno del que emanaba todo lo que su poseedor deseara. Símbolo de la buena suerte, este cuerno fue vinculado tiempo después a la diosa romana Fortuna. Muchos siglos después de la caída del Imperio Romano o del final de las polis griegas, las naciones europeas quisieron recuperar los cánones de la belleza clásica en la arquitectura, lo que se llamó Neoclasicismo del siglo XVIII o en los palacios belle-époque de finales del XIX y principios del XX. Y junto a frisos, columnatas y bóvedas grecorromanos, se empezaron a grabar sobre puertas, ventanas o en los muros las cornucopias, el cuerno de la abundancia, como forma de garantizar prosperidad y dicha a los edificios y sus habitantes. Esta tradición se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y se extendió a toda Europa, así como a América.

Cornucopia en la Puerta de Alcalá, Madrid

Otro ejemplo son las gárgolas, que suelen decorar las catedrales góticas del Viejo Continente y que tienen una función protectora del agua y del mismo templo, aunque las veamos como simpáticos añadidos arquitectónicos. Y de Europa viajamos a EEUU, a la región de Nueva Inglaterra. Esta zona es famosa entre otras muchas cosas por la tradicional creencia en las brujas, mujeres tenebrosas que habitaban en los sombríos bosques y que capturaban incautos labriegos o niños perdidos. No por nada allí se encuentra la ciudad de Salem, famosa por series y libros de brujas y hechicería. Esta arraigada creencia de los siglos XVII y XVIII se mantiene hasta hoy en día y se relaciona con las llamadas ventanas antibruja, aberturas giradas sobre su eje, que según se dice impedían la entrada de brujas voladoras en escoba. Lo cierto es que esta cuestión no es más que un mito, ya que estas ventanas son en realidad una forma práctica de que entre la luz en los desvanes y las habitaciones superiores, pero la tradición sigue vinculando estas curiosas aberturas con las peligrosas mujeres en escobas. Todos estos ejemplos nos muestran la estrecha relación entre los símbolos y las creencias con la arquitectura, en detalles que muchas veces se nos escapan.

Ventanas antibruja de EEUU

You might also like More from author

Comments

Loading...