El Testamento de Salomón

Misterios ancestrales

0 1.302

Según un antiguo texto de autor desconocido, el Templo de Salomón fue erigido por demonios sometidos gracias a un anillo mágico. Esta extraordinaria historia sale por fin a la luz, al ser traducido al castellano por primera vez el Testamento de Salomón, y publicada ahora por la Editorial Kier. Este interesante libro realizado entre los siglo III y IV de nuestra era nos abre las puertas del mundo sobrenatural de los demonios, los conjuros médicos y la magia de aquella época.

Erigido hace siglos, el recuerdo del Templo de Salomón ha invadido toda la Historia del mundo occidental, emanando misticismo y poder, incluyendo la presencia de la fabulosa Arca de la Alianza. El Templo y su constructor son venerados por las tres grandes religiones monoteístas, vinculados a la magia y el poder divino. En este emplazamiento sagrado fueron resguardados grandes secretos, la sabiduría más ancestral y la conexión con otras realidades del mundo etéreo, algo de lo que los Templarios luego se imbuyeron durante su estancia en las Cruzadas de la Edad Media, cuando obtuvieron permiso para habitarlo y lo convirtieron en su plaza fuerte. Según nos cuenta la Biblia, Salomón sucedió como monarca de los judíos a su padre David, e inició un reinado excelso, durante el cual Israel alcanzó su mayor prosperidad y pudo llevar a cabo grandes obras como el famoso Templo donde fue guardada la Arca de la Alianza y otras reliquias divinas. Pero su reinado pronto recayó en la idolatría y los pecados, por lo que Yahvé acabó castigando al reino.

La figura de Salomón ha estado llena de ambivalencias, con luces y sombras. Considerado un libertino o un gran constructor, ha sido muy criticado por la tradición judía y reverenciado por los cristianos. Detrás de su imagen de monarca justo y sabio (en sus primeros tiempos de reinado) se esconden también muchas cualidades que han sido ocultadas, como su faceta de mago. Escrito en los primeros siglos de la Cristiandad en lengua griega por un autor desconocido, este texto apócrifo del Antiguo Testamento sale a la luz y nos habla de las fuerzas sobrenaturales que erigieron el sagrado Templo de Salomón. Según este antiguo escrito, el rey Salomón señalado por Dios como su protegido, recibió de manos del arcángel Miguel un poderoso anillo mágico con el símbolo del Pentalfa. Gracias a esta herramienta, el rey de los judíos pudo someter uno a uno a los demonios para que construyesen el Templo, todo ello narrado en esta obra excepcional. Acompañado además de abundante información sobre dolencias, enfermedades, sus causas demoníacas, y sus remedios con magia o conjuros, lo que nos permite conocer la mentalidad de la época sobre estos aspectos místicos en los que se mezclan elementos esenios, gnosticos o neoplatónicos.

Versión del Anillo de Salomón

El Testamento de Salomón se convierte en el primer tratado de la historia de demonología, contribuyendo a aclarar y estructurar un conocimiento que en aquellas épocas estaba disperso. En esta obra se basaron las famosas Clavículas de Salomón, el libro clave de lo que después se conocería como exorcismo. Entramos en el mundo neblinoso de los demonios, vinculados a misteriosas constelaciones, cada uno de ellos derrotado por un arcángel, pero con poder intacto para generar tormento a los mortales. Salomón obtiene no sólo autoridad para ordenar a los demonios y colocarlos bajo su control sino también aprende el lenguaje y el poder de los animales, plantas y minerales, que también quedan a su servicio. En este punto, es curioso el hecho de que este poder mágico y la presencia de los demonios generaron incomodidad a los rabinos judíos, quienes alteraron la historia e inventaron un nuevo personaje: el shamir, un insecto milagroso. Para evitar manchar la figura de Salomón con la presencia de demonios y explicar la milagrosa construcción del Templo, los rabinos y los maestros talmúdicos utilizaron a este gusano imaginario que según las leyendas, era capaz de cortar bloques de mármol o madera. Se trata sin duda de un caso extremo de censura, atribuyéndole todo el mérito de la construcción a este curioso animal.

Sin duda, el Templo de Salomón es un punto en el que se juntan las tradiciones de muchas culturas, la raíz de la Historia occidental. El que haya sido erigido por demonios, es una metáfora de sincretismo, de la unión de opuestos en función de una obra legendaria, como fue la erección de este Templo sagrado. En este punto se nos señala nuevamente la constante influencia del cosmos, las constelaciones y las fuerzas etéreas. Este amplio mundo secreto nos revela El Testamento de Salomón, una obra que por primera vez es traducida al castellano, gracias a la labor del profesor Gabriel Muscillo, historiador bonaerense. Todo ello acompañado de notas a pie de página que nos revelan las interrelaciones con manuscritos medievales, la Biblia, los alquimistas o los ancestrales rollos hallados en el Mar Muerto. Es por todo ello que El Testamento de Salomón es una obra fascinante, llena de curiosidades, sabiduría ancestral y enseñanzas que vale la pena conocer para adentrarnos en el mundo del misticismo de los albores del Cristianismo. 

You might also like More from author

Comments

Loading...