Altramuz ¿por qué se consume cada vez más?

Alimentación saludable

0 429

Considerado un fruto simple y de escasa calidad, el altramuz (conocido también como lupino o chocho) parece tener una segunda oportunidad. Sus excelentes propiedades para nuestro organismo y su larga lista de virtudes lo han convertido en un alimento cada vez más extendido. Fuente de fibra, energía, aliado frente al colesterol o el envejecimiento de la piel, el altramuz retorna a los platos y es cada vez más consumido.

El altramuz es el fruto de la bella planta homónima de hojas con forma de palma y flores de colores intensos, planta que crece fácilmente, adaptable a cualquier terreno y que requiere poca lluvia y escasos cuidados. Esto la convierte en un alimento muy sencillo y como tal repudiado por la alta cocina, reservado a las clases populares. En la cuenca del Mediterráneo se consume desde hace milenios, siendo ya en épocas faraónicas un alimento básico de los campesinos egipcios, junto a las legumbres. Los romanos ya lo mencionaban para alimentar el ganado o fabricar harina de altramuces, usada con algunas funciones curiosas como expulsar gusanos del estómago. Ya los romanos alababan esta planta en sus tratados de agronomía por su capacidad para regenerar las agotadas tierras de cultivos, usada muchas veces como fertilizante.

Pero más allá de su sencillez y humildad, el altramuz es consumido en muchas partes del mundo y sus beneficios para el organismo le han dado otro aspecto ante la opinión general y en la cocina. Aunque ha sido usado generalmente como pienso para ganado, el altramuz es un gran alimento para el ser humano. Para poder comerlo, debe ser puesto en remojo con sal durante una hora, o pueden ser consumidos directamente si son los altramuces dulces. Suelen ser comidos individualmente, como aperitivos siendo tan popular en países como España, o también acompañando ensaladas o incluso en forma de hamburguesa. Está teniendo un nuevo redescubrimiento en la cocina, lo que ha hecho que se utilice cada vez en mayor variedad de platos. Todo ello debido a sus muy beneficiosas propiedades para el cuerpo, que han salido a la luz en las últimas décadas. ¿En qué nos ayudan los altramuces?

Es una gran fuente de energía para nuestro organismo, recomendado para combatir el cansancio o la fatiga. Además posee abundantes proteínas, incluso más que el huevo, por ello se lo recomienda para el fortalecimiento de musculos y el aparato locomotor. Contiene fibra, por lo que ayuda al aparato digestivo a depurarse, mantener un buen funcionamiento y proteger la flora intestinal; así como otros elementos virtuosos como numerosos minerales, y flavonoides. Ayuda a la visión, a combatir el colesterol y aporta sensación de saciedad, por lo que se recomienda para aquellos que quieran hacer dieta. Incluso el altramuz es muy positivo para la piel y es usado como mascarilla para evitar el envejecimiento. Por todo ello, el altramuz, un fruto humilde, simple y tildado muchas veces de «alimento para pobres» parece iniciar su revancha y es cada vez más buscado por sus beneficios para nuestro templo físico.

You might also like More from author

Comments

Loading...