Sábana santa ¿verdad o engaño medieval?

Un Misterio por resolver

0 708

Una nueva investigación apunta a defender la autenticidad de la Sábana Santa de Turín. Este tema polémico ha generado ríos de tinta en contra y a favor, en un debate que dura décadas, pero ¿qué se sabe de este antiguo sudario? ¿cómo se lo vincula a Jesucristo? ¿por qué la imagen que aparece impresa nunca ha podido ser explicada?

Duomo de Turín

En 1453, en medio del turbulento final de las guerras entre Francia e Inglaterra, una viuda francesa vendió un antiguo sudario al duque de Saboya que lo recibió con gran veneración y fue resguardado en un lujoso relicario de seda, terciopelo, plata y oro. A partir de entonces este misterioso sudario sagrado estuvo resguardado en Saboya, norte de Italia. Antes de ello, había pasado por numerosas iglesias y catedrales francesas donde habia sido expuesto ante los fieles. Reverenciado y considerado como la mortaja que cubrió a Jesucristo tras su muerte, fue objeto de adoración por miles de personas que se acercaban a la llamada Capilla de Sábana Santa del Duomo de Turín donde se la guardaba. En 1983 pasó a estar en manos de la Santa Sede. Pero ¿cómo llegó el sudario desde Tierra Santa a Italia? Cientos de teorías intentan cubrir esta laguna, vinculándola a la Imagen de Edesa, un manto sagrado del Imperio Bizantino que pudo proceder de Israel, con virtudes mágicas y con el rostro de Jesús. Sin embargo esta sábana santa desapareció en la Edad Media y no hay pruebas que sea la misma que después llegó a Turín.

La autenticidad de este sudario es un tema de debate que divide incluso a la misma Iglesia católica, que no se ha manifestado en este sentido, considerándolo una controversia científica. En 1988 especialistas de tres universidades analizaron y estudiaron el manto sagrado con la datación de carbono 14, tomando sólo un trozo del lino. Los datos mostraron que el textil era de la Edad Media, rechazando la posibilidad de que procediera de la época de Jesucristo. Además se demostró que las manchas rojas no eran sangre sino restos de óxido. A lo largo de los años, diferentes investigaciones y estudios apuntan en una y otra dirección. Ahora una nueva investigación publicada en la revista Nature y liderada por el historiador católico Tristan Casabianca ha refutado nuevamente los resultados de 1988. Según este nuevo estudio, el sudario fue remendado y cosido en la Edad Media, debido a los avatares e incendios que afectaron al manto sagrado, por lo que seria necesario un estudio de toda la pieza y no de un fragmento como se hizo en 1988.

Por lo tanto, la polémica continúa irresuelta, cosechando múltiples argumentos a favor y en contra de su antigüedad. Pero lo cierto es que el manto continua presente y en él aparece impresa la figura de un hombre barbudo y con los brazos cruzados, algo que todavía nadie ha podido explicar. ¿Cómo se creó esta imagen en la tela? Una posibilidad es que haya sido pintado, pero no se han hallado restos de pigmentos o colorantes. Otra teoría apunta a que la temperatura del cuerpo pudo decolorar el textil, o que es resultado de la sudoración y la emanación de urea o ácido láctico, pero algo así nunca se ha visto y es difícil de comprobar. Otros afirman que el sudario es una obra maestra de Leonardo Da Vinci, cuya imagen era su propio autorretrato. También aseveran algunas corrientes que es una especie de negativo, como si de una foto se tratase, que pudo haber sido hecho con nitrato de plata, algo que ya se conocía en la Edad Media. Pero, una vez que desaparece la plata también tendría que haber desaparecido la imagen. La teoría más reciente apunta a que la imagen se creó por fuertes reacciones energéticas, radiaciones de gran potencia (rayos X, luz ultravioleta) que muchos vinculan a la propia resurrección de Cristo. Por todo ello, sobran argumentos a favor y en contra de la autenticidad del sudario, un tema polémico aún por resolver.

You might also like More from author

Comments

Loading...