Baudelaure ¿genio incomprendido?

Literatura

0 301

Charles Baudelaire fue una figura polémica en su época, fuertemente criticado y también alabado. Este poeta fue considerado muchos años después de su muerte como uno de los mejores poetas de su tiempo, a pesar de sus pocas obras. ¿Quién fue realmente Baudelaire? ¿Fue tan importante su escritura como afirman muchos?

La París burguesa de 1840

La vida de Baudelaire fue breve pero muy intensa. Nació en una familia de clase media de la capital francesa, hijo de Caroline de 30 y un hombre de 60, que trabajaba en instancias del gobierno. Cuando tenía 5 años, su padre falleció y su madre se casó nuevamente con un militar llamado Jacques Aupick con quien Baudelaire mantuvo  siempre una terrible relación. Mientras, el joven estudió brevemente en Lyon y luego en París, donde obtuvo su título como bachiller. Sin embargo, el muchacho empezó a desarrollar un fuerte rechazo sobre las normas y convenciones sociales, acudiendo a prostíbulos asiduamente, consumiendo droga y gastando grandes cantidades de dinero. Rebelde y polémico, escandalizó a su familia que lo envió brevemente a una especie de exilio hacia Asia. Después de volver se dedicó a la prensa, donde empezó a escribir brillantes reseñas de arte o música, siempre perseguido por las polémicas y sus escarceos con la prostitución o mujeres muy jóvenes, alejando a editores.

Baudelaire fue sin embargo recibido con los brazos abiertos por el simbolismo francés, un movimiento que empieza a cobrar fuerza por entonces y que desprecia la norma burguesa, el materialismo y los valores tradicionales. Reivindican la búsqueda interior, la verdad universal y el mundo de los sueños, como expresión de la realidad. E inspirándose en estas máximas, Baudelaire realizó numerosos escritos. Poco después de la tumultuosa Revolución de 1848 en la que participó activamente, el escritor pudo presentar un manuscrito que fue editado minuciosamente hasta su publicación tardía en 1857 con el nombre de «Las Flores del Mal». Fue tal el revuelo de la «buena sociedad» que no tardó en pasar ante los tribunales, siendo criticado duramente por su escritura y su falta de decoro. A pesar de ello, su obra fue reeditada y recibió aplausos de algunos círculos literarios. Mientras su enfermedad (sífilis) iba empeorando y su salud se resintió hasta su fallecimiento a la edad de 46 años, siendo enterrado en el cementerio de Montparnasse.

Tras su muerte, su obra fue reconocida, sobre todo en el siglo XX por figuras el escritor T. S. Eliot, quien lo consideró un incomprendido en su genialidad. Baudelaire escribió en su Flores del Mal una de las obras cumbres de la poesía del siglo XIX, donde marcó las bases de la escritura antiburguesa y del modernismo. Denostó las normas de la burguesía decadente, criticó la tecnología y la revolución científica a las que consideraba deshumanizadoras, así como las crecientes ciudades. En su audaz escritura vinculó el amor al erotismo o denostó al matrimonio, desatando las iras de los más conservadores y rompiendo los valores clásicos tradicionales, hablando desde lo sórdido o lo oscuro. En ocasiones simbólico, místico o incluso onírico, su estilo puede ser desconcertante, pero su perfección estética es innegable.  Baudelaire fue uno de los que quebró el corset en los que estaba constreñida la poesía de aquella época, abriendo la puerta a nuevos temas, nuevas métricas y a las nuevas ideas. Como tantos otros se adelantó a su tiempo, escribiendo no para sus contemporáneos sino para las generaciones posteriores, un modernizador trágico y a la vez brillante que sigue iluminándonos con su escritura. 

You might also like More from author

Comments

Loading...