Misión a Titán ¿vida?

Universo

0 200

La NASA acaba de anunciar una misión a uno de los mundos más sorprendentes de nuestro Sistema Solar: la luna saturniana de Titán. Este satélite, uno de los más grandes, tiene muchas posibilidades de responder los grandes interrogantes de la ciencia ¿hay vida fuera de la Tierra? Con el objetivo de alcanzar esa respuesta y otras muchas se lanza la misión Dragonfly, única por el tipo de nave, que se usa por primera vez fuera de la Tierra, así como por su complejidad. La búsqueda de vida fuera de nuestro planeta sigue siendo una prioridad, aunque esta siga estando siempre a nuestro alrededor y nosotros mismos seamos seres de materia cósmica.

Titán es uno de esos mundos que los científicos más observan y estudian detenidamente, por sus altas probabilidades de alojar vida. Descubierto en el siglo XVII, fue investigada en 2005 por la sonda Huygens, que llegó a posarse en su superficie. Una neblina anaranjada cubre este lejano mundo, con la atmósfera más densa de la que se tiene constancia en un satélite. En su superficie llaman la atención sus lagos de etano y metano, hidrocarburos líquidos que forman nubes y ocasionalmente precipitaciones de metano, con temperaturas en torno a los -170 °C.  Su densa atmósfera ha impedido que se pueda observar bien su superficie, pero se han llegado a vislumbrar valles, crestas e incluso una formación continental que recibe el nombre de Xanadú. Diversos estudios han descubierto que en su zona ecuatorial hay una región de dunas, con partículas del tamaño de granos de café y estructuras que parecieran ser cráteres, pero que no han podido ser analizadas en profundidad.

Este proceso de liquido en los lagos, nubes y precipitaciones de metano, es lo que llama la atención de la ciencia, por su semejanza a la del agua en la Tierra y además se cree que bajo su superficie se esconden grandes reservas de agua líquida. Es posible que en este satélite haya vida, pero, incluso Titán pudiera ser habitable en un futuro. Es por todo ello que la NASA anunció el envío de una misión a este lejano mundo, buscando nuevas respuestas. La encargada de viajar y trasladarse por la superficie del satélite recopilando datos será una aeronave con rotores, semejante a un dron, llamada Dragonfly, la primera de su tipo usada para misiones espaciales. Estudiará las dunas, un cráter o los misteriosos lagos, siempre tomando muestras y fotografías, investigando la atmósfera, el suelo y las aguas subterráneas. Y para ello, se lanzará en 2026 y se espera que llegue a destino en 2034, en una misión de gran complejidad que hasta hace unos pocos años era imposible. En el caso de que se encuentre vida será un gran descubrimiento para la ciencia, aunque la inexistencia de vida en un Universo con miles de millones de estrellas y muchos más millones de planetas sería muy difícil de creer, aunque aún no la hayamos demostrado con gráficos y números. Nosotros mismos somos un ejemplo de vida en el cosmos, ya que estamos compuestos de materia cósmica, hechos en un 60% de agua procedente de cometas.

Sonda Dragonfly

You might also like More from author

Comments

Loading...