La Pompeya de España

Ruinas romanas

0 302

Los especialistas al ver las imágenes de lo que se encontró en la pequeña villa de Noheda de España se quedaban atónitos. Ahora, después de años de restauración y estudio, está a punto de abrir al público una de las villas romanas más impresionantes de la que se tiene noticia. ¿Por qué es tan insólita esta antigua villa? Entre las causas está la enorme riqueza con la que fue construida y sus imponentes mosaicos, los más fascinantes de entre los hallados en los últimos tiempos.

Villar de Domingo García es otro pequeño pueblo perdido en el interior de España, en la poco poblada provincia de Cuenca. Sus escasos 200 habitantes venían encontrando desde hace años piezas extrañas y antiguas en los campos, que nadie podía reconocer. En uno de esos campos, los propietarios ven con resignación cómo las tierras no absorben el agua, convirtiéndose en barrizales, por lo que deciden construir caños para sacar las aguas. Cual sería la sorpresa cuando una retroexcavadora empezó a taladrar el suelo y aparecieron restos de mosaicos. En el 2004, se avisó al Gobierno autonómico del descubrimiento y empiezan a llegar los primeros especialistas que quedan deslumbrados ante lo que empieza a asomar bajo las rocas. El terreno fue expropiado y comienzan grandes trabajos de arqueología que en breve comenzarán a recibir al público. Pero ¿qué ha sido desenterrado en la llamada Villa de Noheda?

Bajo las tierras se encontraba nada menos que una de las villas más lujosas del continente. Se trataba de una inmensa mansión rodeada de ricos campos, con una extensión de unos 80 km que incluía cultivos, bosques de madera, montes y pastos para ganado, así como abundante agua. La hacienda era de un tamaño colosal, de 10 hectáreas de amplitud con enormes habitaciones y estancias para uso de los dueños y para el servicio doméstico. Además contaba con jardines y zonas recreativas, todo decorado con todo el lujo y la pompa romana. Es el caso de las numerosas esculturas, hechas con mármoles de las mejores minas del Imperio (Oriente y Carrara, Italia). Se han encontrado más de 500 piezas, con lo cual se trata del mayor conjunto escultórico de época romana en España con representaciones de la diosa del amor, Venus, el dios del vino Baco o los hermanos Cástor y Polux. Aunque muchas se perdieron porque fueron usadas para obtener polvo de mármol, otras muchas han pervivido hasta ahora y están siendo restauradas.

Pero si por algo destaca este yacimiento es por sus imponentes mosaicos. Los romanos acostumbraban a celebrar grandes festines en grandes comedores capaces de alojar a muchas personas, el llamado triclinum. Y la estancia que se halló en esta villa es de las más vastas que se conoce, decorada con un colosal mosaico de 6 paneles, el más grande hallado hasta el momento en toda Europa formado por millones de teselas de colores (foto de portada). Los arqueólogos creen que fue realizado por varios artistas y decenas de artesanos, algo que costaría en su época cantidades ingentes de dinero. Más aún, se ha descubierto que debajo de este mosaico había otro, por lo que el dueño parece que ordenó tapar el más antiguo porque simplemente no le gustaba. Los mosaicos nos muestran escenas alegóricas, mitológicas o de la Eneida, el mito fundacional de Roma, como el rapto de Helena o el famoso Juicio de Paris. Quién fue el millonario y poderoso propietario de esta opulenta finca aún es un misterio, pero teniendo en cuenta que sólo se ha excavado una pequeña parte del yacimiento, se espera saberlo pronto. El mundo romano nos sigue fascinando y mostrando su esplendor en este descubrimiento, uno de los más importantes de la arqueología europea de las últimas décadas.

You might also like More from author

Comments

Loading...