Georgia, país de mitos y leyendas

Tierra de las amazonas y picos nevados

0 243

Este pequeño país está lleno de leyendas y ruinas de épocas inmemoriales. ¿Cuáles son los principales atractivos de esta nación enclavada entre picos nevados y el Mar Negro? Cuna del vino, del cristianismo ortodoxo y de misteriosas cuevas de monjes eremitas, Georgia contiene una rica cultura que merece la pena conocer. Ejemplo de ello es su idioma y escritura, únicas en el mundo y resultado de una gran mezcla cultural y poblacional.

Iglesia Tsminda Sameba

Georgia se encuentra enclavada entre las imponentes montañas del Cáucaso, por ello, abundan impactantes imágenes de postal con valles y bosques verdes, enmarcados por picos nevados. Según la mitología griega en estas lejanas tierras habitaban las audaces amazonas, mujeres guerreras, y allí se encontraba el mítico vellocino de oro que los Argonautas buscaron entre muchas aventuras. En uno de los muchos picos del Cáucaso se cuenta que se encontraba encadenado el desafortunado Prometeo, un titán que provocó la ira de los dioses al enseñarle a los humanos los secretos del fuego y fue condenado por la eternidad a que un buitre le royera el hígado. Como vemos esta es una tierra fecunda de mitos y leyendas. Posteriormente a estas tierras llegaría el Cristianismo y se convirtió en uno de los primeros países en cristianizarse, aunque actualmente no reconocen el liderazgo de Roma y mantienen un culto propio y ortodoxo. Su capital es Tflisi, una bella ciudad que guarda muchos monumentos y edificios históricos, recostada junto a un río y antiguo emporio de la Ruta de Seda.

Sus tierras están llenas de historia, que rebosa en cada rincón. Aunque es poco conocido, el vino georgiano es muy apreciado, ya que se considera que sus viñedos son de los más antiguos del mundo, el lugar donde nació el vino. En época medieval se construyó Vardzia, uno de los lugares más sorprendentes, ya que se trata de una ciudadela horadada en las montañas con 13 niveles. Usada para protegerse de los invasores, la ciudad estaba oculta y a ella se podía acceder sólo por dos entradas. En su interior hay viviendas, bodegas y una iglesia, todo decorado con antiguas pinturas, además de un ingenioso sistema de terrazas de cultivo que podían ser irrigadas desde adentro de la ciudad. Otro punto destacable de Georgia es Mtskheta, lugar que se dice fundado por los descendientes de Noé tras el Diluvio bíblico y posteriormente núcleo religioso de gran importancia para el país, lleno de antiguas iglesias y catedrales de principios de la Cristiandad, patrimonio de la Humanidad. Todas decoradas con impactantes frescos con referencias cósmicas, el Zodíaco y cruces lemurianas. Allí se cree que estuvo la túnica de Jesús, así como una misteriosa cruz que obraba milagros y atraía peregrinos de todo el mundo.

Antigua inscripción georgiana

La historia de los georgianos está vinculada de forma integral a sus bellas montañas. Un ejemplo es Davit Gareja, un predicador llegado de Tierra Santa que en épocas inmemoriales llegó a estos territorios y fue uno de los primeros en construir los monasterios-cuevas. Allí habitaban monjes eremitas y místicos, dedicados a la contemplación, alejados de todo, excepto de las omnipresentes montañas nevadas. Estos monasterios siguen en pie, y aún nos maravillamos por sus impresionantes frescos. Otro punto increíble es Svanetia, una hermosa región de valles y montañas (imágen de portada), con idioma propio, salpicada con cientos de torres de piedra construidas hace cientos de años (koshkebi) y antiguas villas e iglesias. Como podemos apreciar, Georgia es una amalgama única de historia, culturas y muchos pueblos que habitaron allí. Fruto de todo ello es su lengua, el georgiano, mezcla de vocablos romanos, griegos, persas, turcos o rusos, con un alfabeto único de figuras redondeadas, con 33 letras. Sin duda, una lengua única, de tipo aglutinante, que recién se dotó de escritura cuando la población se cristianizó hacia el siglo III después de Cristo. Por todo ello, Georgia es un país único, con una rica y profunda cultura que merece la pena conocer.

Iglesia de Mtshketa

You might also like More from author

Comments

Loading...