¿Por qué rejuvenecemos en el Universo?

Investigación sorprendente

0 391

La ciencia se esfuerza cada vez más por descubrir qué le ocurre a nuestro organismo cuando está en el espacio por largo tiempo. Los estudios realizados a un astronauta de EEUU generaron sorpresa al descubrirse cambios genéticos y sobre todo, un rejuvenecimiento de los cromosomas. ¿Cómo es posible? El espacio es un entorno aún lleno de interrogantes para la ciencia, donde desconocemos como actúan las variables externas sobre los seres humanos. Nuestro planeta reúne una serie de características que lo hacen un refugio ideal para la vida, pero ¿qué ocurre cuando la vida traspone las fronteras de la atmósfera y habita en el espacio de forma prolongada? La falta de gravedad o la radiación cósmica convierten al espacio exterior en un entorno peligroso para el ser humano. Sin embargo, no todo es como suponemos.

La ciencia se sorprende por los resultados de los estudios realizados a un astronauta que habitó durante 340 días en la Estación Espacial Internacional. Scott Kelly, ascendió sobre la atmósfera y se internó en la EEI, mientras su hermano gemelo Mark permaneció en la Tierra, lo que abrió una oportunidad única para analizar los cambios entre ambos. Al regresar de su confinamiento espacial en 2016, Scott fue sometido a numerosas pruebas y estudios realizados por un amplio equipo de 80 especialistas de universidades de todo el mundo. Los resultados fueron presentados en abril de este año y supusieron una gran sorpresa para los científicos, al descubrir que Scott Kelly había rejuvenecido durante su estancia en el espacio, además de descubrirse varios cambios genéticos que aún se intentan explicar. ¿Cómo es posible que haya rejuvenecido?

Los estudios demostraron que la prolongada estancia en el espacio provocaron cambios en los cromosomas, en los telómeros. Estos se vinculan al envejecimiento, y con el paso de los años, los telómeros se acortan y aumentan las posibilidades de enfermedades cardiovasculares o cáncer. Pero, en el caso de Kelly, los telómeros se alargaron, dándole mayor probabilidad de tener mejor salud. Sin embargo, al volver a la Tierra, los telómeros se acortaron dramáticamente, incluso más de lo normal, aumentando las posibilidades de un rápido envejecimiento. No sólo esto, los estudios mostraron que hubo más cambios genéticos en el sistema inmunológico o la producción de energía, cambios que en su mayoría se revirtieron al retornar el astronauta a la Tierra, mientras que otros no volvieron a la normalidad. La ciencia ahora intenta explicar esto, con la dificultad que entraña estudiar las variables del espacio, tan complejo y vasto.

Nave giratoria de la película Interestelar con gravedad artificial

Esta información tiene una importancia clave para las agencias espaciales del mundo, en un momento en el que se hacen pruebas para la llegada del ser humano a Marte. Resolver estas preguntas es clave para el éxito de la futura misión. Los cambios genéticos se unen a otros interrogantes. Es el caso de la pérdida de visión que sufren la mayoría de los astronautas, cuya causa aún no ha podido ser averiguada. Al retornar al planeta, muchos se cercioran de que tienen dificultad para ver objetos cercanos. Se apunta a que la falta de gravedad, es la causa, ya que afecta al sistema cardiovascular y a los ojos. Es por ello que se plantea la posibilidad de construir naves en el futuro que giren sobre sí, generándose una gravedad artificial que permita superar esta dificultad. O el caso de la pérdida de densidad ósea, debida a que los astronautas están en suspensión constantemente y los huesos pierden fuerza y firmeza. La ciencia deberá dar respuesta a todos estos interrogantes, para lograr el acceso del hombre al espacio.

You might also like More from author

Comments

Loading...