Hematita ¿para qué podemos usarla?

Gemas y minerales

0 550

La hematita o hematite es muy conocida por su color metálico, pero ¿sabías que su color es rojo? Este mineral esconde muchas propiedades y una extensa historia llena de curiosidades. Fue usada como amuleto, desde épocas inmemoriales, lo que demuestra que siempre ha tenido una fuerte vinculación al mundo de lo etéreo. Pero, ¿cuáles son sus propiedades como piedra espiritual?

Hematita terrosa

La hematita es tal vez poco conocida por aquellos que no se interesan mucho por los minerales y gemas. Pero, esta piedra acompaña a la Humanidad desde sus albores, siendo una de las principales herramientas del arte rupestre del Paleolítico. En la Antigüedad era usada sobre todo por su color rojizo, el color que adopta de forma natural, como pigmento para textiles, pinturas,… Por ello, su nombre proviene de la raíz latina hema, que significa «sangre» por su intenso color rojo, lo que ha provocado que se la relacione con el sistema sanguíneo y el corazón. Esta intensa tonalidad es debida a su alta concentración de hierro, siendo la forma que adopta en la Naturaleza este metal. Una vez pulida, su exterior tiene ese característico color gris metálico que todos conocemos, siendo una piedra dura y opaca, con escaso brillo.

Se trata de un mineral corriente, presente en muchas partes del mundo y todos los continentes. Canadá y EEUU son los principales productores donde se encuentran las grandes minas, junto con Italia, España, Nigeria o Brasil. Hay dos variedades de hematita: la terrosa, famosa por ser utilizada como pigmento por su brillante color rojo sangre. Y la especular, que posee fragmentos y láminas grises, pero que adopta un intenso color negro, por lo que ha sido vinculada a los difuntos, siendo una joya apreciada por su simbología funeraria, como puente de contacto y de comunicación hacia el otro mundo. Recientemente, se descubrió que la hematita terrosa está presente en la superficie de Marte, captadas por las cámaras de varias sondas al aterrizar en el planeta rojo. Estos minerales adoptan en este planeta la forma de pequeñas esferas metálicas, originadas por efecto del agua, lo que genera mucho interés entre los científicos que lo toman como una prueba de la existencia de este líquido en nuestro vecino rojo.

La hematita ha sido utilizada desde épocas muy antiguas por sus virtudes como piedra espiritual. Los egipcios la empleaban para fabricar espejos que depositaban en las tumbas, mientras que en la Edad Media era conocida como la «piedra del peregrino». Era entregada a todos aquellos que concluían el largo y extenuante Camino de Santiago, como recuerdo y muestra de que cumplieron con su obligación como cristianos. Ha estado siempre vinculada a la esfera espiritual y etérea, favoreciendo la introspección y los estados meditativos, así como la conexión con la Divinidad. Se considera que la hematita es un excelente absorbedor de todo tipo de energías en desarmonía, por lo que es empleada para limpiar o purificar ya que se cree que contiene energía centrípeta que aspira todo hacia su interior. Se la vincula a la sangre, como vimos anteriormente, por lo tanto, se afirma que es una gran ayuda contra dolencias vinculadas al aparato circulatorio o el corazón. Ha sido muy utilizada como amuleto protector, pero también como potenciador de virtudes o energizante. Además, si colocamos la hematita en nuestros pies cuando meditamos nos ayuda a anclarnos a la tierra. Por todo ello, la hematita es una piedra llena de propiedades, una extensa historia y una herramienta más del mundo mineral, que nos ofrece sus virtudes.

You might also like More from author

Comments

Loading...