El sendero de la esperanza

Voz de la sabiduría

0 286

La vida es un camino lleno de encrucijadas, rodeados muchas veces de complejas circunstancias y eventos incomprendidos y el ser humano se pierde en las tinieblas. Es por ello, de suma importancia recordar aquellos hitos que nos marcan el camino, mostrándonos un sendero que podemos seguir en este juego del mundo real. Para eso, hoy queremos recordarles y ofrecerles algunos de los puntos que nos señala la Escuela Filosófica de Origen Estelar, y su cofundadora y escritora Anael. Les reproducimos citas realizadas por la propia autora:

  • Quizás algún día descubramos que la razón de vivir es reflejar quienes somos, expresando y mostrando lo que escondemos en nuestro sagrado interior. El humano busca desesperamente el método que suministre todas las fórmulas para dejar de sentir sus frustraciones o anhelos o emociones complejas. Pero créanme que esta búsqueda es una ilusión que os llena de esperanza por momentos y otros de desilusión. El mejor método es aquel que encuentras por ti mismo al comprender algo y hacerlo propio; al practicarlo en tu día a día y al darse cuenta que la transformación te llegó porque un buen día decidiste impulsarte a ti mismo. El mejor método es aquel que pasado el tiempo y habiéndote practicado decides espejarlo, ofrendarlo. Porque mostrar tus logros y transformaciones es parte del propósito.  Muchos lectores me dicen que porqué no escribo un libro de métodos para incorporar la sabiduria cósmica a sus vidas. Mi observación es que el humano sigue queriendo recopilar respuestas en un agente externo. Pero en verdad les digo que el mejor método es asimilar, comprender y experimentar. No hay otro, porque todos somos increíblemente diferentes. Y esa asimilación y la forma de practicar los conocimientos son únicos e irrepetibles. Vosotros sois los maestros de vuestro propio viaje. Quizás algún día descubramos que la razón de vivir es reflejar realmente quienes somos.

Cuando cada acto cotidiano lo transformas en momentos sagrados, los frutos de ello son regalos para el alma y para el corazón. La vida se torna más ligera, prospera y te embriaga la esperanza de un mundo en conexión.

  • La magia que anida en nuestros pies. A veces siento un profundo agradecimiento al mirar hacia abajo, en concreto hacia los pies. Porque son ellos los que me llevan a otras tierras, los que me hacen sentir el viento, el agua y el sol. Mis pies cuentan historias, de viajes y de ritos ancestrales. Algunas veces me hicieron parar, detenerme en el tiempo de otros y experimentar la herida o la gloria. En cambio en otras ocasiones, se deslizaron entre las líneas del tiempo pudiendo conectarme con la energía planetaria y sus cientos de historias; aquellas que hay ocultas para el humano común y desconectado; aquellas que nos relatan las historias de los Nefaris – los guardianes de los cristales intraoceánicos – o de los Thares, los custodios de los reinos del viento. Los pies de la humanidad es el reflejo de la constelación de Pegassos, nos invitan a la resilencia a través del movimiento, a la observación cuando descansan y a la sanación cuando comprendemos que todo nuestro organismo se resume en ellos dos; los grandes gemelos que atraviesan los caminos de nuestro propio designio. 
  • La vida se construye a base de pequeños grandes detalles. Determinación, conexión y oxigenación. El valorar y sentir la existencia de cada instante, sintiendo como se apodera la magia en los bellos momentos compartidos; donde los tiempos se alinean y se hacen uno. Donde convergen los armónicos sagrados de tantos atardeceres. Aquí y allá, en esta tierra y en otros mundos. Ya solo hay certeza de que todos somos parte de los infinitos mundos que dibujan nuestra existencia. No dudes en dejar atrás los impulsos que se vuelven rutina. Nunca jamás dudes en cambiar de nombre o de modificar tu rumbo, porque la verdad es que todo lo que se estanca termina muriendo y tu, tu eres vida, luz e infinito. Todo se transforma cuando tu esencia vibra desde el centro de todos los caminos. Todo fluye cuando tu mente trabaja para ti. Todo converge y se tejen redes sin límites, sin moldes cuando dejamos de ser primates y desvelamos nuestra esencia más pura; cuando nos disponemos a ser el espejo del cosmos, sin dudas, y nos transformamos en ese reflejo que habita el silencio. Eres majestuoso como las oriónidas, risueño como Caelum, fugaz como Nur. Eres el todo y la nada, eres perfecto y plural. Todo lo puedes mientras no dudes. Todo es posible.

You might also like More from author

Comments

Loading...