Los otros inventos de Marconi

Mucho más que la radio

0 186

Guglielmo Marconi es conocido mundialmente por sus avances fundamentales en la radio o la radiotelegrafía. Pero, este ingeniero también intentó desarrollar otros inventos menos conocidos, como una máquina para escuchar voces del pasado o comunicarse con seres de otros planetas. ¿Qué se sabe de estos misteriosos inventos?

Marconi estudió en la Universidad de Bolonia y pronto se interesó por las ondas electromagnéticas. En aquella época las comunicaciones se realizaban a través de cables y telégrafos que replicaban los mensajes hasta llegar al destino. Marconi quería crear un sistema inalámbrico y para ello planteó los primeros avances en telegrafía sin hilos y a través de ondas de radio. Sus descubrimientos fueron probados primero en el Canal de la Mancha y posteriormente entre las dos orillas del Océano Atlántico, con éxito. Sobre la radio, su historia es polémica. Fue el primero que la patentó, pero usando patentes del legítimo y poco recordado inventor de la radio, Nikola Tesla. Sin embargo, su fama y prestigio continuó creciendo, impulsando la creación de estaciones de radio y desarrollando nuevas investigaciones. Obtuvo el premio Nobel en 1909, recibiendo años después títulos como senador o marqués, en una Italia que se embarcaba en el régimen fascista de Mussolini, del cual Marconi fue firme defensor.

Fascinado por el poder de la voz y del sonido, el ingeniero italiano impulsó diversos proyectos e investigaciones. Para ello, tras el final de la Primera Guerra Mundial se compró un laboratorio flotante, el barco “Electra” en el cual continuó sus descubrimientos. Su interés por las estrellas y otras civilizaciones fue en aumento y habló públicamente en diarios y periódicos sobre la posibilidad de comunicación con otros mundos, algo que añadiría nuevos conocimientos y nos permitiría avanzar como civilización. En 1921 aseguró haber recibido señales “extrañas” en una travesía en el Mediterráneo, pero afirmó que no había pruebas concluyentes de su procedencia. Para ello, desarrolló una máquina para estos contactos interestelares, y la puso a prueba en su barco en 1922, pero de las conclusiones nunca se supo nada. Posteriomente se interesó por la antigravedad y la energía a través de los cuerpo sólidos.

Barco Electra

Católico y a la vez científico, quiso unir ambas vertientes, creando un artilugio con capacidad de captar voces del pasado, incluida la de Cristo. Marconi consideraba que las voces quedaban impresas en el ambiente, por lo que podían ser captadas siglos después. En el límite con lo esotérico, su objetivo era captar presencias que los ojos no ven y que pueden estar a nuestro alrededor. Otro de sus avances fue un enigmático proyecto presentado al dictador Mussolini y probado en Milán, un dispositivo que permitiría inmovilizar o averiar los sistemas eléctricos de cualquier objeto en un radio de varios kilómetros. Esta especie de rayo paralizante, sin embargo, fue eliminado por decisión de altos cargos, tal vez el propio Papa, que lo consideró muy peligroso. Su fe permaneció inquebrantable, creando en 1931 la Radio Vaticana, con el objetivo de llevar la voz del Papa a todo el mundo. Falleció en 1937, dejando todo un legado de misterios pero también de grandes inventos que cambiaron el mundo.

You might also like More from author

Comments

Loading...