El desconocido tesoro antártico

Valioso alimento

0 769

Se encuentran en todos los océanos del mundo, pero son especialmente abundantes en los gélidos mares que rodean el continente antártico. Hablamos de un ser vivo que habita por millones bajo las aguas y son el principal alimento de las ballenas, el krill. En los últimos años, este pequeño crustáceo se ha convertido también en un alimento cada vez más apreciado y consumido en todo el mundo por sus virtudes para la salud.

El krill habita en los grandes océanos del mundo, en millones de toneladas, siendo una de las especies animales más abundantes del planeta. Estos pequeños crustáceos de cuerpos casi transparentes cumplen una función de enorme importancia para el ciclo natural de la aguas. Se alimentan filtrando el agua con sus apéndices, de fitoplacton y zooplacton, pequeños organismos y bacterias que vagan en las aguas, y a su vez el krill es el alimento de los grandes cetáceos, peces, focas y otros animales, siendo un puente fundamental en la cadena trófica. Habitan en gigantescos cardúmenes de miles de individuos y por las noches emiten luz, a través de unos órganos llamados fotóforos, cuya función se desconoce. Posiblemente les sirva como método de apareamiento o interacción social. Aunque en algunas zonas del mundo ya era utilizado en las cocinas y criado, como en Japón, desde finales del siglo XX es cada vez más valorado y consumido.

Las razones de este boom del krill son sus propiedades beneficiosas para el organismo. Es una excelente fuente de proteínas, aportando energía y aminoácidos esenciales. Contiene ácidos grasos que resultan muy importantes para nuestra salud como es el caso del omega 3. Así, es un gran aliado del sistema circulatorio, reduciendo riesgos, evitando problemas en la circulación sanguínea y contribuyendo a reducir los niveles de colesterol. Estos ácidos grasos también contienen antioxidantes que ayudan a mantener en forma el organismo y el buen funcionamiento de los órganos. Además, el krill posee gran cantidad de minerales como el potasio, zinc o manganeso. Ayuda en enfermedades neurodegenerativas y es un gran remedio para la piel.

Por todo ello, el krill es cada vez más consumido a nivel mundial. Desde 1960 su consumo ha ido creciendo, sobre todo de la mano de países como Noruega, Corea del Sur o China. En Japón es utilizado en uno de sus platos tradicionales, el okami, pero también es usado para otros muchos fines, como capsulas dietéticas, alimento de ganado o acuicultura. De la mano de esta creciente explotación, la población de krill ha sufrido reducciones importantes, por lo que se han fijado cuotas máximas. Ejemplo de la importancia de este pequeño crustáceo está el hecho de que la intención de crear una reserva natural internacional en la Antártida se vio frenada por el quebranto que supondría el final de la pesca de krill. Por todo ello, este pequeño alimento debe ser cuidado, sin que se afecten las prístinas aguas antárticas.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...