Enigmas en piedra

Las estatuillas cicládicas

0 1.555

Las enigmáticas estatuas del arte cicládico siguen fascinando a los que las observan. Su estilo parece mas propio del siglo XX que de la Edad de Bronce, generando un auténtico furor por ellas a principios del siglo pasado. Sin embargo, sabemos poco de esta cultura que habitó en las pequeñas islas, dedicada a la construcción de barcos y a la agricultura. Las últimas excavaciones han permitido obtener algunos datos que arrojan algo de luz.

Isla de Santorini

Las islas Cícladas componen un archipiélago de más de 200 ínsulas. Su nombre proviene de su distribución, casi circular, en torno a la isla de Delos que antiguamente funcionaba como centro religioso y oráculo del dios Apolo. Actualmente, estas islas son importantes centros turísticos que atraen a miles de turistas por sus playas y sus casas encaladas con ventanas azules, destacando por ejemplo Santorini o Mikonos. Son montañosas, calurosas y con reducidos terrenos fértiles, lo que ha hecho que sus pobladores se centren en el mar, la pesca y la navegación.

Hacia el III milenio antes de Cristo, en ellas se desarrolló una cultura famosa por sus esculturas y figuras, pero de la que se sabe bastante poco. Desconocemos el origen de sus pobladores, posiblemente llegaron a las islas desde las cercanas costas de Anatolia (actual Turquía), de la isla de Creta o desde Grecia. Varios historiadores griegos, como Tucídides, afirmaban que habían sido colonizadas por los cretenses, por órdenes del rey casi divino Minos, hijo del dios Zeus y de la doncella Europa. Mas adelante, tuvieron que hacer frente a las incursiones de los piratas carios, que generaron ciertas tensiones, hasta que paulatinamente cayeron bajo el control de las poderosas ciudades griegas. Sea como sea, estos pobladores se dedicaron a la agricultura, la ganadería y sobre todo la pesca y la navegación. Usaban herramientas de bronce y construyeron pequeños pueblos, algunos fortificados.

Desconocían la escritura y se han encontrado reducidos restos arqueológicos. A pesar de ello, la cultura cicládica ha llamado la atención por sus figuras artísticas muy originales, con formas que parecen ser más contemporáneas que antiguas. Hechas en mármol blanco y otros materiales, carecen de rasgos y tienen rostros planos, casi alienígenas, poseen una única protuberancia en el rostro que insinúa la nariz. Sin embargo, su pureza blanca no fue siempre así ya que recientemente se ha descubierto que estaban pintadas con colores y decoradas. Sus formas estilizadas recuerdan a los cuadros de artistas como Picasso o Modigliani. Sufrieron una evolución desde la sencillez de sus inicios a formas más grandes de casi dos metros y desde figuras esquemáticas a otras con más detalles como, por ejemplo, sujetando arpas.

Su función y significado nos es desconocida, debido sobre todo a la fiebre que se desató en el siglo XX por estas tallas. Cientos de figuras fueron expoliadas, ante la demanda de las galerías de arte, destruyendo sus emplazamientos e incluso dañando a las propias estatuillas. Ello ha impedido conocer su lugar de procedencia o contexto y realizar una datación adecuada. Sin embargo, en los últimos años se han hecho algunas excavaciones arqueológicas que han permitido arrojar algunos datos, siendo halladas tanto en tumbas y necrópolis como en el interior de viviendas. Por lo tanto parece que tenían una función ritual, como representación de los ancestros o figuras de culto. Es posible que simbolizaran la fertilidad femenina o que fuera usado como amuleto funerario. Un hecho que denota su importancia y valor es que fueran reparadas y usadas a lo largo de muchas generaciones. Al carecer de herramientas adecuadas, las formas lisas se obtenían mediante mucho esfuerzo, limando la piedra con esmeril, un mineral de gran dureza.

Sea como sea, estas figuras han sido admiradas a lo largo de los años. Ya los propios minoicos de la isla de Creta imitaron este arte cicládico y crearon sus propias copias, fascinados por la belleza de las estatuillas. En épocas de la Grecia clásica empezaron a ser llevadas a las polis griegas. Mucho tiempo después, generaron furor en el siglo XX como objetos de decoración e influenciaron a los pintores del modernismo y las vanguardias. Sin embargo, sabemos poco de sus habitantes, experimentados navegantes y agricultores. Tantos siglos después, son más las sombras que luces con respecto a esta intrigante cultura mediterránea.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...