Bosques submarinos

Ricos ecosistemas

0 620

En el fondo del mar existen ecosistemas muy semejantes a los de los bosques y florestas terrestres. Son lugares de gran diversidad e importancia medioambiental, que se comportan de forma semejante a los árboles de la superficie y los animales que viven bajo su sombra. Y lamentablemente se encuentran amenazados por la actividad inconsciente del ser humano.

Gorgonias

Si pensamos en un bosque de cualquier parte del mundo, lo primero que nos viene a la cabeza son los árboles y arbustos que dan alimento y cobijo a cientos de especies. En el fondo marino, esta función la cumplen las algas y gorgonias que crean espacios tridimensionales donde viven cientos de animales invertebrados y vertebrados. Estas colonias marinas no suelen tener mas de 1 metro de altura, por lo que la concentración es muy alta. Hay una gran diversidad de invertebrados, algunos en los fondos, otros encaramados a las algas o a otros animales.

 

Los bosques submarinos que están cerca de la superficie, tienen una agitación constante debido al efecto de las olas. Al contrario que si son mas profundos, donde hay mas tranquilidad y menos movimiento. Esto condiciona a las especies que pueden vivir en estos ecosistemas, que deben tener sujeciones adecuadas o poder nadar con las corrientes. Los bosques crecen construyendo estructuras a favor de las corrientes para aprovechar el alimento que estas llevan. La reproducción se da de forma parecida a la de los bosques en superficie, aprovechan las corrientes para llevar las células reproductoras, facilitando la fecundación, imitando la acción terrestre del viento o los insectos. Alevines y larvas suelen esconderse en estas afloraciones como forma de protección frente a otros depredadores.

 

Las gorgonias pueden llegar a medir 1 metro y, por ello, muchos animales proliferan sobre estas Torres» submarinas desde donde capturan alimento. Aparte de lapas, crustáceos, erizos de mar, miles de pequeños invertebrados o de cangrejos, entre ellos viven peces, con colores muy semejantes a los del fondo marino para mimetizarse y poder capturar mejor a las presas. Estas comunidades marinas, pueden ocupar enormes extensiones de la plataforma continental y el talud. En zonas donde no llega la luz también hay bosques submarinos, pero formados por otro tipo de algas, esponjas y corales adaptados a esta situación. La mayoría de las especies que conforman los ecosistemas más profundos, están fijos al suelo y se alimentan de partículas suspendidas en el agua o el plancton arrastrado por las corrientes.

Ha habido sin embargo, una creciente degradación de estos bosques marinos de la plataforma y en muchos lugares desaparecieron. Crecen los campos yermos submarinos debido a las actividades humanas. La contaminación, la sobrepesca o el turismo, generan estragos en estos vergeles del fondo de los mares que una vez que se agotan son imposibles de recuperar. Por ello, los gobiernos han avanzado en distintas legislaciones y limitaciones para intentar frenar este deterioro y generar consciencia en la población. Cuidar y amar el planeta, preservar el microcosmos que nos representa y nos permite vivir, es responsabilidad de todos.

You might also like More from author

Comments

Loading...